Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche refuerza otros cinco años la detección precoz de las plagas en la zona más sensible del Palmeral

El Ayuntamiento asegura que la vigilancia ha permitido reducir en un 60% los ejemplares municipales retirados

Un huerto histórico de Elche MATIAS SEGARRA

El Ayuntamiento de Elche va a sacar un nuevo contrato para mantener a raya durante el próximo lustro las plagas en la zona más sensible del Patrimonio de la Humanidad, en concreto en un perímetro de 5 kilómetros hacia el Palmeral Histórico. El objetivo municipal es continuar con la detección precoz del picudo rojo y la paysandisia reforzando la vigilancia que ya hace la Conselleria de Medio Ambiente a través de Tragsa. Este servicio, según el portavoz del equipo de gobierno, Héctor Díez, en los últimos años ha permitido mantener estabilizada la plaga del picudo rojo y reducir la retirada de palmeras hasta en un 60%. El edil socialista destacó la importancia de renovar este contrato para seguir conteniendo las amenazas del Palmeral, y especialmente para estar «muy alerta» con la paysandisia, que es lo que más afección tiene sobre los ejemplares.

Con este fin, PSOE y Compromís dieron luz verde este viernes a sacar a licitación por 263.000 euros el contrato. La revisión de las palmeras incluye a todas las que son de gestión municipal, tanto Patrimonio de la Humanidad, como los huertos de gestión municipal, zonas verdes y viveros municipales de esa «urna de cristal» de 5 kilómetros.

Respecto al trabajo de revisión que hace la administración autonómica para luchar contra las plagas, el pasado año, fueron 379.000 palmeras de todo el término municipal de Elche, tanto públicas, como privadas (incluidos los hijuelos), las que recibieron tratamiento para prevenir las plagas. 

La Generalitat Valenciana atendió esta cantidad de ejemplares, entre las que se incluyen 151.000 datileras, en huertos históricos y de propiedad municipal, pero también en las zonas del campo. La inspección y las trampas contra el picudo y la paysandisia costó cerca de 1,8 millones de euros a la administración autonómica, según el edil responsable del área, Héctor Díez.

Carriles bici

Por otro lado, el equipo de gobierno adjudicó también la redacción de dos proyectos importantes dentro de la estrategia de movilidad sostenible del Ayuntamiento de Elche. Uno de ellos es el del Parque Empresarial, que pretende dotar al bulevar Severo Ochoa de un vial ciclista para conectar los carriles bici de la Vía Parque y de la N-340 entre Parque Empresarial y Torrellano. 

El segundo proyecto afecta al Polígono de Altabix donde se dotará a la calle Mallorca de carril bici que se conectará con la que próximamente se va a construir en la avenida de Alicante.

Estas dos actuaciones están dentro de los fondos que el Ayuntamiento ha obtenido mediante el Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (IVACE) para mejorar los enclaves empresariales de Elche.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats