Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos afirman que la solución de la Medicina es crear más plazas de MIR y no autorizar facultades

La UMH reúne a representantes de decanos, colegios, sindicatos y estudiantes para reforzar su oposición a un grado en la UA - Los ponentes advierten que el modelo aboca a los alumnos al paro

Un momento de la jornada organizada por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) en el salón de actos del campus de Sant Joan d’Alacant. HECTOR FUENTES

La falta de médicos no se soluciona con más alumnos licenciados. Es la principal conclusión a la que llegaron representantes nacionales de los decanos, colegios médicos, sindicatos y estudiantes que este miércoles participaron en una mesa de debate organizada por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. Una crítica velada a la creación de nuevas facultades de Medicina que, consideran, abocará a los alumnos al paro o a aumentar su emigración buscando un futuro fuera de España por la falta de plazas de especialidades, las MIR, que es donde ponen el foco en que es donde habría realmente que actuar. Todo, bajo el contexto, y el pretexto, de la recuperación del grado de Medicina por parte de la Universidad de Alicante (UA) tal y como anunció el pasado mes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. La universidad ilicitana se ha mostrado desde entonces radicalmente en contra de que regrese la impartición de Medicina a la sede universitaria alicantina, lo que el rector de la UMH, Juanjo Ruiz, llegó a calificar de decisión «política».

El título de la mesa de debate organizada por la UMH no daba lugar a interpretaciones. «Cantidad vs. Calidad. Razones para el desencuentro por la creación de Facultades de Medicina». Una clara referencia a la posición que mantiene la UMH respecto al nuevo grado de Medicina en la UA. Aunque, eso sí, ni los organizadores ni los ponentes hicieron mención explícita al caso de la universidad alicantina y prefirieron generalizar con su oposición a que se creen nuevas facultades para impartir esa carrera.

La UMH fue especialmente meticulosa con la elección de los ponentes, voces expertas y acreditadas «que representan a las cuatro instituciones que conocen científica, económica y socialmente este problema», se encargó de destacar el decano de la Facultad de Medicina, Antonio Compañ, en una jornada que se celebró en el campus de Sant Joan d’Alacant. Así, intervinieron el presidente de la Conferencia Nacional de decanos de Facultades de Medicina Españolas y decano de la Facultad de Medicina de Málaga, Pablo Lara; la vicepresidenta primera del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), María Isabel Moya; el presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), el doctor Tomás Toranzo; y el vicepresidente de la Organización Territorial del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, Jesús Andicoberry. Además, asistieron, entre otros, el rector de la UMH, Juan José Ruiz y el vicerrector de Investigación, Domingo Orozco. Aunque el conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, estaba invitado, finalmente excusó su ausencia por motivos de agenda y tampoco acudió nadie de su departamento. La consellera de Universidades, la alicantina Josefina Bueno, que este miércoles comparecía en Las Cortes, no aparecía como invitada, al menos no fue nombrada como sí se hizo con Mínguez.

Al acto acudieron, entre otros, el rector de la UMH, Juan José Ruiz, el vicerrector de Investigación, Domingo Orozco, y el decano de la Facultad de Medicina, Antonio Compañ. HECTOR FUENTES

No más facultades de medicina como medida aislada, con profesorado médico suficiente y de calidad, acceso a la especialización de todos los egresados (más plazas MIR para que haya más especialistas), inversión en mejores salarios, trato y condiciones. Fueron las propuestas que todos ellos pusieron sobre la mesa para darle solución a la falta de médicos, lo que no pasa, como dejaron claro, por aumentar las plazas de alumnos de Medicina, una decisión que, consideraron, toman los políticos dejándose llevar por «presiones sociales» y sin consultar al sector. Temen más parados y más fuga de médicos recién licenciados. «Somos un país importador de médicos, pero cada vez seremos más exportadores», alertó María Isabel Moya.

Datos

Lo primero que se puso en la jornada fueron una serie de datos sobre la mesa para reforzar la conclusión de que no hay necesidad de crear más facultades de Medicina. Así, expusieron que España es el segundo país del mundo con más facultades de esta carrera. Hay 44 y hay 10 proyectos para crear otras tantas facultades, entre ellas la de la UA. En los últimos 15 años se ha pasado de 28 a 44 facultades de Medicina, un 64% más, y un aumento de las plazas de acceso del 70%, con especial incidencia en las universidades privadas. «Las facultades de medicina han ido creciendo en los últimos años porque faltaban médicos, pero ese aumento no ha servido para solucionar los importantes problemas que afectan a la profesión, como la demanda de formación sanitaria especializada», matizó el presidente de la Conferencia Nacional de decanos de Facultades de Medicina Españolas Pablo Lara.

«El sistema sanitario no es capaz de absorber la demanda de formación especializada»

Pablo Lara - Presidente de la Conferencia Nacional de decanos de Facultades de Medicina Españolas

decoration

El grado de Medicina, coincidieron todos los ponentes, precisa de profesorado acreditado, convenios con centros sanitarios que aseguren la formación práctica clínica y otros recursos humanos y materiales, «que son actualmente insuficientes». Es la opinión «unánime» del foro de la profesión médica, recalcó Lara, quien también puso énfasis en que nuestro país tiene un número de médicos por encima de la media europea, aunque faltan especialistas.

La tasa de graduados de Medicina por 100.000 habitantes es de 14,5 en España, mientras que la OCDE pone el límite en 13,1, superando también a otros países europeos como Italia, Reino Unido, Francia o Alemania.

decoration

La tasa de graduados de Medicina por 100.000 habitantes es de 14,5 en España, mientras que la OCDE pone el límite en 13,1, superando también a otros países europeos como Italia, Reino Unido, Francia o Alemania. Sin embargo, hay un déficit de alumnos que hagan la especialidad, ya que cada año se quedan sin plaza más de 6.000 estudiantes. Anualmente salen entre 7.000 y 8.000 plazas MIR a las que se presentan unos 14.000 estudiantes.

El incremento de facultades, a su juicio, conllevará a que más alumnos se queden sin poder hacer la especialidad abocándolos al paro o que busquen una salida profesional fuera de España. «Hay que mejorar las condiciones y el desarrollo profesional y adecuar la oferta de MIR a las necesidades, esto no se soluciona añadiendo médicos en malas condiciones, que muchos irán al desempleo o al subempleo», alertó el doctor Tomás Toranzo, presidente del CESM.

«Los fondos destinados a un nuevo grado serían más eficientes en becas y más recursos»

María Isabel Moya - Vicepresidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM)

decoration

Embudo

En este mismo sentido, la vicepresidenta primera del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), María Isabel Moya, alertó de que el aumento de facultades, a más de 7.500 alumnos al año, hará que estos no tengan garantizada una formación MIR. «Hacen falta más de 9.000 médicos especialistas al año, pero apenas salen entre 7.000 y 8.000 plazas MIR anuales. No hay falta de licenciados, sí de médicos especialistas, pero salen pocas plazas MIR, lo que provoca un embudo», lamentó, por lo que abogó por aumentar ese número de plazas, en lo que el resto de ponentes coincidió en que sería una de las principales soluciones a la falta de médicos.

«El sistema sanitario no es capaz de absorber la demanda de formación sanitaria especializada», añadió Lara. Y abogaron porque las medidas que se adopten sean en clave nacional y no que cada comunidad tome las suyas «porque tenemos un MIR estatal», explicó Moya. «Esto es como lo de los aeropuertos que se han construido y no se usan», ironizó. «La sanidad se está gestionando de modo reactivo y sometida a una gran presión, utilizándose como arma política», criticó Tomás Toranzo.

«La solución no es añadir médicos en malas condiciones, que muchos acabarán desempleados»

Tomás Toranzo - Presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM)

decoration

Por otro lado, pusieron de manifiesto la falta de profesorado especializado en las facultades de medicina «con tradición docente, investigadora y asistencial», especificó Pablo Lara. Estiman en 4.000 el déficit de profesores y temen que no se cubra de aquí a cinco años las jubilaciones. «Los que se están acreditando no llegan a 100 cada año, no hay relevo generacional», alertó.

«Las clases ya están saturadas y cada vez la brecha es mucho mayor entre docentes y alumnos»

Jesús Andicoberry - Vicepresidente de Organización Territorial del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina

decoration

La visión estudiantil no se aleja de la que mantienen médicos y especialistas universitarios. Para el vicepresidente de la Organización Territorial del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, Jesús Andicoberry, la creación de más facultades de Medicina, algunas muy cerca de otras, traerá consigo una mayor saturación de las aulas donde «cada vez la brecha es mayor entre docentes y alumnos», lamentó, y dificultades para poder hacer las prácticas en los hospitales y centros médicos, precisamente, por la falta de capacidad para asumir a tanto alumnado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats