Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empiezan las obras del carril bici en la avenida de Alicante y durarán 4 meses

El trazado ciclista supondrá la supresión de un vial de circulación en el tramo inicial y después discurrirá por en medio de la calle

Operarios trabajando en obras del carril bici de la avenida de Alicante, que han arrancado por las aceras. | ANTONIO AMORÓS

Casi de forma simultánea a la calle Pedro Juan Perpiñán, en El Pla, han comenzado los trabajos para construir otro carril bici en la avenida de Alicante. Un eje clave para la circulación donde los vehículos convivirán con las obras durante los próximos cuatro meses. El objetivo es unir el vial ciclista de la calle Juan Carlos I, habilitado en 2020, con la fuente de la Ciudad Deportiva o, lo que es lo mismo, el centro con Altabix a través de un trazado de 2,5 kilómetros.

Esta semana los operarios han comenzado la actuación por las aceras del inicio del vial en la intersección con la avenida de Santa Pola, donde esta previsto que se mejore la conexión con los carriles bici existentes para, a partir de ahí, iniciar la construcción de un nuevo circuito para las bicicletas.

La infraestructura para los ciclistas supondrá la supresión de un vial de circulación en el tramo inicial (a lo largo de 750 metros) y la pérdida de 17 plazas de aparcamiento aproximadamente, en su tramo final.

De este modo, entre la avenida de Santa Pola y la Plaza de Benidorm, se eliminará uno de los dos carriles de circulación que existen en el sentido «salida hacia Alicante», pero se respetará el giro a izquierdas hacia la avenida de Candalix, así como los aparcamientos en cordón. Estos cambios permitirán colocar el carril bici en el lado izquierdo y a partir de ahí discurrirá por el centro de la avenida hasta la fuente de la Ciudad Deportiva.

Entre la Plaza de Benidorm y la calle Banyeres los vehículos también perderán uno de los dos carriles hacia Alicante y se respetarán los dos que van en dirección al centro. En este tramo, se respetará el carril de espera central para giros a izquierda hacia calle Jaime Pomares Javaloyes, lo que obligará a ampliar calzada en la fachada sur (manzana frente «antiguas oficinas de Arosa»).

En la parte final, entre la calle Banyeres y la avenida de la Universidad se respetarán los cuatro carriles de circulación en ambas direcciones, pero a costa de suprimir 17 plazas de aparcamiento en dirección Alicante.

Al igual que ocurrirá con las obras de la calle Pedro Juan Perpiñán, que también tienen entre cuatro y cinco meses de plazo de ejecución, habrá días en los que será necesario inhabilitar un carril de circulación.

Bordillos

Una de las singularidades de este trazado es que irá reforzado con bordillos de hormigón y balizas cilíndricas reflectantes para dar una mayor seguridad a los usuarios de las bicicletas.

Asimismo, para reforzar la prioridad y presencia de los ciclistas e incrementar su seguridad en las intersecciones reguladas por semáforos, han diseñado «zonas de espera avanzadas», pensadas para que los usuarios de las dos ruedas puedan partir con 5 metros de ventaja frente al coche en la fase de verde para seguir recto; o bien para conseguir la prioridad en los giros a derechas, colocándose delante de los vehículos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats