Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Elche regulariza contratos de suministros a instancia de Antifraude

Un informe de la Agencia Valenciana, rogado por Anticorrupción, tampoco ve delito en la denuncia del PP por fraccionamientos para eludir la concurrencia pública, pero insiste en áreas en las que se debe mejorar, aunque el equipo de gobierno discrepa y alega

Sede de la Agencia Antifraude en València. | GERMÁN CABALLERO

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Elche aprobó ayer presentar alegaciones contra algunas de las conclusiones que figuran en un informe tranquilizador para los intereses del equipo de gobierno (PSOE y Compromís) realizado por la Agencia Valenciana Antifraude a raíz de la denuncia por supuesta prevaricación presentada en abril del pasado año por el PP ante la Fiscalía Anticorrupción por fraccionamientos de contratos y de pagos avalados por simples facturas que fue archivada dos meses más tarde. Es tranquilizador porque algunos de los hechos que denunció el partido en la oposición se ha vuelto a confirmar con este informe que no eran más que «irregularidades administrativas», dijo ayer el portavoz municipal, Héctor Díez. Fue Anticorrupción la que en julio pasado tras resolver que no veía delito instó el archivo y dio traslado a Antifraude por si veía algo punible, de ahí que este órgano abriera un expediente, escuchara al Ayuntamiento y, finalmente, emitiera el informe de conclusiones provisionales enviado ahora. Raro hubiera sido que estas, hechas por una agencia independiente pero dependiente de la Generalitat, sí hubieran visto hechos delictivos donde el Ministerio Público no, pero esa es una de las conclusiones que figuran en el documento provisional que ayer destacó el portavoz.

En el informe también se le viene a decir al Ayuntamiento que parte de aquellos hechos que denunció el PP, independientemente de que no fueran delictivos, sí merecen su reproche por falta de concurrencia a la hora de licitar los contratos de servicios porque entiende que algunos los ha solventado pero otros aún no. De ahí que al discrepar de sí ya se hace bien el trabajo, o no, terminara ayer ante la junta de gobierno con la aprobación de alegaciones que, tras ser estudiadas, concluirán en un documento final de la Oficina Valenciana aún sin fecha.

El edil hizo ayer un somero repaso, reconociendo que el Ayuntamiento, desde aquella denuncia de julio, ha enmendado con contratos algunos de los servicios que antes se pagaban con facturas (como los de transporte de gasóleo que, casualmente, se aprobaron ayer por casi 400.000 euros a la misma empresa y en dos lotes para abastecer a centros escolares e instalaciones deportivas y por cinco años). También se ha regularizado el del servicio de comedor (cuya adjudicación ha demostrado curiosamente que antes costaba menos), el de la cabalgata (cuyas deficiencias se corrigieron en 2020 y donde se constata que ni hubo sobrecostes ni favorecimiento a empresarios) o las facturas abonadas a Urbaser de forma extraordinaria, entiende Antifraude, para hacer frente a los desperfectos que causó la tormenta Gloria. Ahora bien, entre las cosas que la Agencia cree que se siguen haciendo mal pero el Ayuntamiento bien, Díez detalló la conclusión negativa que hace referencia a la compra de material porque esta parte de un error en las cifras y de años de compra. Sobre el reproche a los contratos de asistencia técnica de retransmisiones en redes sociales, donde la Agencia Valenciana les reclama un proceso abierto, el Ayuntamiento sostiene, dijo el portavoz, «que la evolución del servicio del proveedor se prestó desde la propia emisora de radio digital. El Ayuntamiento contrató la publicidad institucional como un medio más», aunque admitió que ahora es el propio departamento de Comunicación municipal quien realiza la labor. Sobre los reproches de compra de marquesinas a una misma empresa, el equipo de gobierno entiende que no le queda otra porque es un modelo exclusivo que fabrica esa empresa. Díez finalizó asegurando que, cuando no existe contrato, el Ayuntamiento garantiza con informes técnicos la necesidad de hacer las compras y fundamenta los motivos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats