Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las grandes firmas arrastran al comercio a una campaña de rebajas marcada por la incertidumbre

Parte de las tiendas espera remontar las ventas pese a la inflación, mientras otras ven inútil adelantar descuentos - Los negocios optan cada vez más por promociones propias todo el año

Jornada de rebajas en el centro comercial l’Aljub durante la temporada de verano anterior a la irrupción de la pandemia de coronavirus. | ANTONIO AMORÓS Antonio Amorós

La campaña de rebajas de verano vuelve a adelantarse por segundo año consecutivo y a partir de mañana, jueves 23 de junio, arrancarán descuentos desde el 20 hasta más del 50% en la mayoría de grandes firmas comerciales de la ciudad.

El pequeño comercio asegura tener un sabor agridulce con esta campaña, que llega en plenas celebraciones por las Hogueras de Sant Joan y en medio de una ola de calor. Hay empresarios que no entienden que se apliquen ofertas a productos en pleno arranque del verano, cuando la temporada siempre se ha iniciado el 1 de julio.

Por otra parte hay quienes creen que esta puede ser una oportunidad para aumentar las ventas ya que hay una parte de la población que se está esperando hasta que lleguen los descuentos para hacer alguna compra, teniendo en cuenta que la inflación ha hecho ciertos estragos y ahora el usuario se piensa más lo que puede adquirir.

Al menos hasta este miércoles por el día era muy difícil encontrar establecimientos del centro que tuviesen ya colgados los carteles de «Rebajas». Había trabajadores que seguían pensando que el boom de las ofertas no llegaría hasta dentro de una semana.

Si bien, el pequeño comercio lamenta que siempre tienen que ir arrastrados por las grandes superficies a la hora de lanzar estos descuentos, para tratar de no quedarse atrás, aunque duden que les salga rentable o que les genere un impacto sobresaliente.

Si bien, prácticamente la mayoría de los establecimientos consultados por este diario señala que desde la pandemia de coronavirus está primando que cada negocio aplique sus propios paquetes promocionales durante todo el año, y según las necesidades internas de cada empresa, no porque tengan que subirse al carro de la tendencia general.

Algunas firmas de Elche sí que empezaron con la campaña de rebajas hace unos días. | ANTONIO AMORÓS

Con ello las campañas concretas de rebajas se están desinflando, al menos para aquellos empresarios locales que no tienen las mismas infraestructuras que una tienda nacional, que tiene un grueso de ventas por internet y en estos días clave tienen bastante tirón.

Algunas de las rebajas más esperadas en el sector textil son las del grupo Inditex, que a partir de hoy empezarán a aplicar descuentos en tiendas físicas del grupo. Sin embargo, y siguiendo la tendencia de los últimos años, las marcas ya promocionaron previamente que anoche arrancarían las rebajas desde las 21 horas a través de la aplicación móvil y una hora más tarde en la web.

Centros comerciales como El Corte Inglés o l’Aljub también se han ido sumando en los últimos tiempos a la tendencia de adelantar las rebajas para deshacerse del stock acumulado durante la pandemia, cuando la movilidad también ha sido más reducida y la ciudadanía no gastó tanto en ropa y complementos.

En el centro de la ciudad, una mínima parte de establecimientos ofrece por anticipado descuentos. | ANTONIO AMORÓS

Hay otras firmas como Mango o H&M incluso se adelantaron más y desde hace prácticamente una semana ya están ofreciendo descuentos, mientras que otras van incluso por delante y desde la primera semana del mes ya ofrecen suculentas ofertas.

Pepa Garri, representante de la Federación Alicantina de Comercio (Facpyme) y presidenta de la asociación de comerciantes de Santa Pola, donde en verano despega el turismo, señala que aunque las campañas de rebajas suelen estar marcadamente establecidas, este año se está viendo que cada establecimiento puede ir «más por libre».

Así las cosas, destaca el fenómeno de que durante el año ya se están poniendo ofertas y promociones para mover las ventas. Garri sopesa que el sector textil y de complementos son los principales que han optado por este mecanismo porque hasta hace relativamente poco no se han vuelto a recuperar grandes eventos.

Javier Marco, responsable de una compañía local de servicios de telefonía en el centro, reconoce que son las grandes cadenas las que cada año van marcando el ritmo de las rebajas, y que no les queda otra que tratar de ser competitivos con buenos precios pero sin caer en ofertas temporales.

Desde una firma multinacional de ropa, asentada en pleno centro, resaltan que llevan unos cuatro años con poca afluencia en las rebajas y no esperan que esta campaña sea mejor ahora que la movilidad que se mermó por la crisis sanitaria está recuperada al completo. Exponen que la actividad comercial en la ciudad está resentida por los centros comerciales, donde sí suelen registrarse altas cotas de afluencia. Profesionales del sector textil temen que el hecho de que se adelante la campaña también pueda fragmentar las ventas, ya que habrá una parte de la población que se espere al 1 de julio ya que por desconocimiento no sepa que ya hay rebajas.

Hay otras firmas eminentemente locales, y sin canales de venta online, que tienen la percepción de que las campañas de rebajas cada vez tienen menos sentido.

Desde otra tienda de ropa del centro, donde también prefieren mantener el anonimato, señalan que estos cambios de fechas hacen que prácticamente todo el año haya diferentes campañas de descuento, «y así el comercio no se puede mantener». De igual forma, sostienen que el hecho de que las rebajas no lleguen a final de temporada les descoloca a la hora de preparar el género que pueda ofrecerse con estos descuentos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats