Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva polémica sobre el mercado por la zona verde que se perderá

El PP acusa al bipartito de querer recortar 400 metros cuadrados más de jardín en la ladera mientras el gobierno asegura que el inmueble medirá lo mismo y tendrá sótano

MERCADO PROVISIONAL Antonio Amoros

Las dimensiones que ocupará el Mercado Central en la ladera una vez que sea definitivo, como quiere hacer el equipo de gobierno, generaron ayer controversia después de que el PP advirtiera que se van a perder 400 metros cuadrados más de zona verde respecto a lo que se eliminó hace siete años cuando los populares decidieron colocar allí unas instalaciones provisionales mientras ejecutaban su malogrado proyecto. 

Frente a las acusaciones de Pablo Ruz, el ejecutivo local aseguró a este diario que el proyecto en el que está trabajando Pimesa contempla exactamente la misma superficie para el edificio que lo que tiene ahora. Mil metros cuadrados, eso sí con un sótano para que los placeros puedan guardar sus cámaras frigoríficas porque actualmente carecen de espacio. 

El presidente del PP, Pablo Ruz, sacó ayer a la luz un informe suscrito por la arquitecta municipal en julio del año pasado apuntó a que «el edificio actualmente construido en la ladera del Vinalopó ocupa una superficie aproximada de 1.072 metros cuadrados, si bien en caso de modificar su calificación, el ámbito que pasaría a calificarse de equipamiento requiere una superficie de 1.439 metros cuadrados». Un argumento que utilizó el principal partido de la oposición para volver a cargar contra la recalificación que PSOE y Compromís pretenden aprobar el próximo lunes, con toda la oposición en contra, para calificar la parcela considerada como zona verde como un equipamiento infraestructura-servicio urbano.

Sin embargo, el portavoz del equipo de gobierno, Héctor Díez, aseguró que no se trata de 400 metros cuadrados más, sino de 200 los metros que como máximo se permiten de ocupación al cambiar la calificación del suelo, un extremo que no va a ser necesario, porque el edificio va a medir lo mismo que mide hasta ahora, según el edil socialista, además del sótano.

El presidente del Partido Popular, Pablo Ruz, ha solicitado este jueves al Partido Socialista que recapacite en su idea de consolidar el Mercado Provisional porque considera que “son muchos los impedimentos jurídicos y procedimentales que afectan a la recalificación de suelo que el gobierno municipal quiere ejecutar».

 En primer lugar, el líder de la oposición ha aludido a que es una zona que el Patricova califica de «riesgo máximo de inundación», en segundo lugar, ha advertido que se necesitará informe de la Confederación, en tercer lugar, ha recordado que pretenden hacer un mercado en una zona, como es la ladera, en la que han surgido problemas de corrimiento de tierras en los últimos meses y, por último, ha alertado Ruz de que «existe numerosa jurisprudencia de los tribunales que rechaza la eliminación de zonas verdes».

El portavoz del PP ha vuelto a recriminar al PSOE y Compromís que cuando su partido decidió instalar el mercado de forma provisional en la avenida de la Comunitat Valenciana lo calificaron de «aberración urbanística» y ahora pretenden consolidarlo, algo que demuestra, según Ruz, «la incongruencia de su gestión». Desde el Partido Popular insistieron en pedir prudencia y responsabilidad al ejecutivo asegurando, además que, «eliminar zonas verdes nos aleja del objetivo Elche Capital Verde Europea».

Sobre el riesgo de inundabilidad que presenta la zona de la ladera donde está el inmueble provisional y donde se quiere consolidar, la edil de Urbanismo, Ana Arabid, ya aseguró la pasada semana que no debe de haber problema, porque el plan autonómico permite construir si hay medidas correctoras, que es lo que se pretende hacer. Además de que si el peligro fuera máximo, «tampoco se podría haber construido el mercado provisional», respondió entonces la concejala socialista ante las críticas de los populares.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats