Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mar engulle a La Marina

Las playas de la pedanía siguen sin apenas arena en algunos tramos después del temporal de abril, lo que limita el paso de bañistas - Vecinos y restaurantes están en alerta y piden una respuesta de Costas para regenerar el litoral

25

El mar engulle a La Marina Áxel Álvarez

No es una película de ciencia ficción ni un hecho aislado. El mar está ganándole la partida a la tierra de forma progresiva y algunas escenas lo dejan bien claro. Una de ellas podría ser la que se ve a diario en las playas de La Marina. Desde los últimos temporales marinos de abril hay tramos del litoral de la pedanía ilicitana donde, directamente, ha desaparecido el paseo y los bañistas sólo pueden transitar si se meten por el agua.

Hay puntos en los que no hay apenas centímetros de arena para dejar la silla y la sombrilla y hay quienes están optando por subirse encima de las dunas para tomar el sol. Quiénes residen en la zona están ciertamente alertados por estos desniveles ya que temen que en el medio plazo la situación pueda ir a peor si no se pone remedio. Los expertos ya admiten que el cambio climático está detrás de todos estos desajustes y por ello los residentes y empresarios urgen a las administraciones que traten de poner freno.

A la izquierda restos de barcos antiguos que han recalado en la playa y a la derecha la playa menguada junto a un restaurante de La Marina. | ÁXEL ÁLVAREZ

Desde la concejalía de Playas admiten que los últimos temporales «han devorado gran parte de la zona de playas» pero puntualizan que no se trata de una situación excepcional de La Marina, si no también de la de Arenales del Sol o del Pinet, «donde es mucho más evidente ya que las edificaciones lo hacen mucho más visible», señala Carles Molina, edil del área.

Al hilo, asegura que el Ayuntamiento está tratando de que se solvente la problemática poniendo en conocimiento de la Dirección Provincial de Costas la situación, ya que es la administración competente que debería regenerar el entorno, insisten a nivel municipal.

Desde Playas trasladan que tras reunirse con técnicos de Costas les indican que «debido a los temporales, más habituales por el cambio climático, a las corrientes naturales de arena no les da tiempo a regenerar las playas, aunque poco a poco, se regenerarán», señalan.

Al hilo, a nivel municipal precisan que las zonas más sensibles son las urbanas o con alguna edificación, «que son las que menos, afortunadamente».

El mar engulle a La Marina

Los establecimientos a pie de playa son algunos de los que están notando estos cambios de la naturaleza. María Gallego regenta el restaurante que da nombre a su apellido, y que lleva en pie sesenta años. Asegura que nunca había visto una situación igual en La Marina. Relata que por Navidad tenían unos diez metros de arena por delante de la terraza y que ahora no hay prácticamente ninguno. Explica que hasta el momento no han tenido ningún problema con la infraestructura, porque el mar está tranquilo, pero temen que ante un nuevo temporal les entre el agua en la propiedad.

Desde este establecimiento tienen dudas de que la administración ponga solución antes de que la playa se recupere por sí sola, y al tiempo, creen que esta erosión que está sufriendo el litoral está repercutiendo también directamente a los bañistas, que ya no encuentran algunas zonas ni atractivas ni seguras. Hay más piedras de lo habitual en la arena e incluso se pueden apreciar hasta restos de cascos antiguos de barcos anclados en la arena.

Desde la asociación vecinal Pinomar señalan que de lo único que se les ha informado es que hay falta de aporte de sedimentos por parte del Río Segura y entienden que «desde que se hicieron los espigones en el puerto de Guardamar se ha agravado la situación, pero claro, nosotros no somos técnicos y desconocemos si ese es el problema o hay alguno añadido», indica Isa Valentín, presidenta del colectivo. Aseguran desde la asociación que llevan dos años tratando de reunirse con la dirección provincial de Costas para saber si hay informes sobre la zona.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats