Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres de cada cuatro personas LGTBI temen revelar su orientación en el trabajo

Elche celebra el Orgullo con manifiesto de los grupos municipales, excepto Vox, junto a sindicatos, activistas y representantes de la UMH

Concentración por la tarde entre activistas, representantes sindicales y universitarios. | J.R.E.

Tres de cada cuatro personas del colectivo LGTBI+ tienen miedo a revelar su orientación sexual en el trabajo mientras que el 90% han considerado un inconveniente pertenecer al colectivo a la hora de encontrar empleo. De igual forma, un 40% de los trabajadores han sufrido algún tipo de violencia verbal en el ambiente laboral y un 75% de las personas consultadas reconocen haber presenciado algún tipo de agresión verbal hacia lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales.

Suelta de globos en el Ayuntamiento de Elche, ayer por la mañana. | ANTONIO AMORÓS

Estos son los datos que resaltaron ayer por la tarde los sindicatos UGT y Comisiones Obreras en plena celebración del Orgullo en Elche para evidenciar que todavía siguen existiendo capítulos de discriminación por orientación sexual o expresión de género.

Lectura en el Ayuntamiento del manifiesto por el día del Orgullo. | ANTONIO AMORÓS

La ciudad, al igual que el resto de municipios de la comarca y la Vega Baja tenía programados actos reivindicativos para conmemorar los disturbios de Stonewall en 1969 en Nueva York, cuando por primera vez que un grupo de personas diversas se unió exigiendo igualdad sin importar el género, la identidad o la orientación sexual.

Los actos arrancaron por la mañana en el salón de plenos del Ayuntamiento. Los portavoces del PSOE, Compromís, PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito, sin contar con la presencia de Vox, dedicaron unas palabras mostrando su preocupación por la criminalización que en algunos países existe sobre la homosexualidad y el compromiso de promocionar actitudes y políticas que favorezcan la concienciación social para un efectivo cambio de mentalidad que erradique las actitudes LGTBIfóbicas y el rechazo a las mismas.

Mariano Valera, edil de Igualdad, resaltó que se cumplen ya casi dos años de la creación de la oficina Elx LGTBI, «un claro compromiso con el colectivo en nuestra ciudad y una herramienta necesaria para seguir combatiendo contra la LGTBIfobia. El edil entiende que este espacio «es un claro avance hacia donde este quiere municipio quiere desarrollar y avanzar el políticas de igualdad y diversidad».

Pese a los avances, Valera resaltó que «aun existen ámbitos donde la igualdad del colectivo LGTBI se encuentra con mayores dificultades como el deportivo y el mundo rural, por lo que son una prioridad en la que debemos centrar nuestros esfuerzo y políticas».

De igual forma, el Ayuntamiento entregó el reconocimiento a los participantes del programa D-Valientes de la Concejalía de Juventud , programa que ha alcanzado los 2.100 alumnos de 16 institutos.

Tras este acto meramente institucional se soltaron globos de colores, se instaló un photocall en la Plaça de Baix y se desplegó la banderola arcoiris en la fachada del Ayuntamiento. El Molí Real se iluminará con los colores de la bandera LGTBI y dicha bandera permanecerá en el Paseo de la Estación desde hoy hasta el 12 de julio.

Si bien los actos se alargaron hasta la tarde cuando se organizó otra multitudinaria concentración en la Plaça de Baix en la que, a golpe de batucada, se expuso todas las reivindicaciones del colectivo. La cita estuvo apoyada por el propio Ayuntamiento e impulsada por la asociación Dimove, que vela por los derechos de las personas queer, con colaboración de sindicatos, Elche Acoge y representantes de la UMH, entre otros. Desde Dimove señalaron que «mientras que a nadie le griten hetero por la calle pero sí se escuche la palabra maricón o lesbiana, hará falta un orgullo. Y mientras haya países en los que aún cueste la vida amar a alguien del mismo sexo, hará falta el orgullo». Reclamaron «una infancia sin estereotipos ni roles de género», así como fomento de currículos ciegos en los procesos selectivos o modificación de la ley trans para que sea eficaz contra la discriminación en el empleo.

Desde la universidad explican que a través de estudios como ADIM están trabajando para que el campus sea un espacio seguro para personas LGTBI. Elche Acoge recordó que hay 70 países que penalizan por ser homosexual y que en 173 sigue sin permitirse el matrimonio igualitario.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats