Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 80% de los vehículos que pasa por un radar de la Policía Local excede la velocidad

La Jefatura de Elche denuncia a 1.500 conductores este año por sobrepasar los límites - La avenida Adolfo Suárez y el Camino de Perleta a Balsares, puntos calientes de infracciones

El vehículo de la Policía Local que controla la velocidad en el término municipal de Elche. | ANTONIO AMORÓS

Un 80% de los vehículos que han pasado este año por un control de velocidad en Elche ha superado los límites permitidos. Es la llamativa cifra que ha registrado el radar móvil de la Policía Local en viales tanto del casco urbano y del campo de Elche tras activarlo dos veces por semana.

En concreto, en una veintena de inspecciones han controlado 4.600 vehículos, y de ellos, 3.693 rebasaron la velocidad máxima y se denunciaron a 1.491. El camino de Perleta a Balsares ha sido uno de los últimos puntos, con tramos limitados a 50 kilómetros hora, donde se han puesto los agentes de la Unidad de Seguridad Vial, tras la preocupación ciudadana por el paso de coches que pisan demasiado el acelerador.

En esta vía, de 862 vehículos controlados 657 superaban con creces la velocidad permitida. Los agentes colocaron el radar tres días seguidos y se encontraron con que la primera jornada hubo un 88% de infracciones; el segundo, un 78% y el tercero, un 63%. Esto viene a demostrar, según el oficial de Seguridad Vial, José Sánchez, que este tipo de acciones son necesarias.

El tráfico en los viales, como éste, que conectan el núcleo de la ciudad con las pedanías o con el litoral se ha visto incrementado con la llegada del verano, lo que eleva la demanda de los vecinos para que haya una mayor vigilancia policial con tal de disuadir a los que van demasiado deprisa y pueden provocar accidentes de tráfico.

Una situación similar ocurre en el Camino Viejo de Santa Pola, convertida en la alternativa a las rotondas de la CV-865 para ir y venir de la localidad costera. En uno de los últimos controles que realizó la Policía Local este invierno en este camino de doble sentido se controlaron solo en 40 minutos 128 vehículos de los que 115 excedieron el límite de 40 kilómetros por hora que se permite en la zona más residencial.

También preocupa a la Unidad de Seguridad Vial la avenida Adolfo Suárez, próxima al Hospital del Vinalopó. Este es otro de los puntos donde la ciudadanía ha reclamado controles. En esta vía con dos carriles en cada sentido hay que circular como mucho a 30 kilómetros por hora.

Aún siendo permisivos, desde la Policía Local aseguran que se están cometiendo muchas infracciones, en concreto un 96% de los vehículos que pasaron por el radar. Y todo pese a que vial está bien señalizado y cuenta con varios pasos de peatones. En este punto se han detectado hasta conductores que han llegado a los 105 kilómetros por hora, mientras que el promedio de la velocidad fue de 57 kilómetros por hora.

El Camino del Barrancón, que conduce a la pedanía de Matola, es otro de los puntos vigilados recientemente por la Policía Local a petición ciudadana. Pese a su estrechez, a que la circulación es en doble sentido y a que el máximo para circular es a 40 kilómetros por hora, han detectado también hasta 106 kilómetros por hora.

Otro de los enclaves frecuentes donde la Policía Local está presente con su vehículo camuflado estacionado para pillar a los infractores es en la avenida del Bimil·lenari. En marzo, los agentes se encontraron con velocidades de 103 kilómetros por hora en una zona en la que hay que ir a 50.

A parte de los márgenes de error que tiene el radar móvil de la Policía Local, la Jefatura ha decidido voluntariamente dejar entre 10 y 20 kilómetros de margen para denunciar al conductor que sobrepasa los límites, según el oficial de la unidad de Seguridad Vial. Eso explica que solo se acabe sancionando al 40% de los infractores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats