¿Cómo afronta esta etapa?

Lo afronto con mucha ilusión y como una oportunidad de devolver a La Festa todo lo que me han dado en los 30 años que llevo formando parte de esta familia. Este nuevo puesto me permitirá trabajar desde más adentro en la organización de la Festa y trataré de que todos los compañeros estén bien y tengan todo lo que necesitan.

¿Cómo han evolucionado las necesidades de los cantores en los últimos años?

Yo entré en el Misteri con 16 años y en este tiempo se ha avanzado mucho. Creo que cuanto más formada está la gente más necesidades surgen. En este sentido, recuerdo que antiguamente los cantores ensayaban donde se podía como, por ejemplo, en la Ermita de San Sebastián. Era una época donde los recursos eran mínimos y los cantores recibían lo mejor que en ese momento se podía dar. A medida que los medios son mejores, y ahora lo son, y que la gente está más formada, las necesidades son mayores. La exigencia es más alta.

¿Este año van a incidir en algún punto en particular?

Aunque el tema del agua y la hidratación siempre lo tenemos presente, este año ya hemos advertido de la necesidad de contar con mucha agua en los ensayos, tanto para los más pequeños, primero, como para los mayores.

¿Va a haber una continuidad con el trabajo de su antecesor Juan Carlos Romero?

Por supuesto. El cargo de delegado de cantores no es una cuestión política en la que el elegido tiene un programa o algo similar. Mi intención no es hacer algo diferente o dar un salto, sino ser parte de la evolución y continuidad del Misteri d’Elx, algo que está vivo. En la Capella somos un equipo. Además, debemos tener en cuenta que La Festa es uno de los principales tesoros que tenemos y nuestro objetivo es conservar las cosas tal y como nos la han legado, ya que forma parte de nuestra memoria común.

¿Goza de buena salud la Capella del Misteri?

Sí. Tenemos una base coral muy buena, con un nivel medio de cantores muy alto que, además, se ha ido rejuveneciendo en los últimos años. Los cantores jóvenes están cada vez mejor formados, lo que junto con la participación de los más veteranos hace que se cree una sensación de solidez muy positiva.

El coro juvenil ha sido fundamental para esto…

Efectivamente. Tener un coro para que los chicos que cambian la voz en la adolescencia puedan seguir cantando y aprendiendo ha sido muy importante. En este periodo, además, los chicos no solo interpretan el Misteri sino que también practican otro repertorio, participan en conciertos…., logrando un bagaje musical muy grande que, cuando entran en la Capella, lo notamos. Son personas que están en la Casa de la Festa desde pequeños y tienen un gran amor por el Misteri y mucho respeto por las personas mayores que conservan nuestra memoria. Es destacable también que este coro juvenil también ha propiciado que sean muchos los que se hayan decidido a estudiar música.

¿Cómo vive la Capella la situación del Mestre de Capella interino?

Me parece que es necesario que se resuelva cuanto antes. El puesto de Mestre es demasiado importante como para tenerlo en interinidad. Me recuerda a la época en la que los andamios estaban instalados en la puerta de Santa María y ya prácticamente nadie la recordaba sin ellos. Dicho esto, tenemos claro que Javier Gonzálvez es para nosotros el Mestre de Capella, sin apellidos de temporal o en funciones. Él es el que manda y el que dirige. Es incuestionable.

¿Hizo daño la pandemia al grupo de los cantores?

Mucho. Como grupo que somos nos gusta estar juntos y se ha perdido un poco ese contacto. A pesar de ello, hemos luchado con todos los medios a nuestra disposición para minimizar la distancia en este tiempo con ensayos online al principio y, en cuanto se pudo salir, empezamos a trabajar en grupos de ocho y controlando la seguridad. Un músico no puede dejar de trabajar porque se producen pasos hacia atrás y eso no lo podemos consentir.

¿Cómo afrontan estas representaciones?

Con mucha ilusión. Aunque en el otoño pasado hubo Misteri y la representación siempre es muy especial, la representación del Misteri y La Festa es en agosto, por lo que la estamos esperando con muchas ganas.