Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Niños preparados para emocionar

Una veintena de escolanos del Misteri sorprenden con sus cálidas voces y temple y demuestran que están listos para las representaciones

11

Así retoma el Misteri su Prova de Veus Áxel Álvarez

Entonación, tesón y un temple que muchos adultos desearían. Esas fueron algunas de las principales capacidades que han demostrado este sábado en la tradicional Prova de Veus, recuperada tras tres años, 21 escolanos que participarán en las representaciones de agosto del Misteri.

El salón de plenos del Ayuntamiento se llenó de familiares, jóvenes cantores y amantes en general del drama asuncionista para contemplar uno de los momentos más especiales para La Festa y la ciudad. Aunque el solemne acto tiene su origen en la prueba que celebraba el Consell de la Vila para escoger las mejores voces, en la actualidad es más bien una forma de calentar motores a escasos días de la Vespra y la Festa.

El acto en sí se consideraría más una presentación en sociedad ante la corporación municipal, miembros del Patronato y más autoridades, una especie de avance de lo que viene, o el examen final, más que un ensayo, puesto que los escolanos llevan ya a las espaldas una mochila de horas de entrenamiento durante el año para que todo salga perfecto.

La confianza en ellos mismos estaba, que es lo más importante, a pesar de que hubiese nervios contenidos, que es lo más normal. Aunque todos los menores dieron el do de pecho, unos de los mayores aplausos se los llevaron Pablo Samaniego y David Agulló, que, por separado, se pusieron en la piel de María Major junto al cortejo formado por otros ocho niños. Encandilaron a los asistentes, como también lo hizo Juan Piñol en su canto del Ángel, quién ya debutó en las pasadas representaciones de otoño.

Joan Castaño repitió como Mestre de Ceremonias y Javier Gonzálvez, mestre de Capella, se encontraba expectante mientras observaba a los jóvenes talentos, entre los que había cinco debutantes. Entre el grupo, tres escolanos saldrán por primera vez en los aparatos aéreos, por lo que tendrán que enfrentarse al ensayo del 10 de agosto para aseverar que pueden con las alturas.

Los otros dos ya se estrenaron en las pasadas representaciones extraordinarias de octubre. Por otra parte, el encuentro fue más ameno que de costumbre porque había menos niños de los que se recuerdan en otras ediciones y no se repitieron los fragmentos del Araceli y Coronación varias veces.

El acto también sirvió para reconocer a dos menores que han cambiado la voz y pasan al coro juvenil. El alcalde, Carlos González, felicitó a los menores, profesores y familias por mantener viva la tradición. Los días 11, 12 y 13 de agosto serán los ensayos generales, siguiéndole la representación de la Vespra y la Festa los días 14 y 15 de agosto respectivamente.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats