Ciudadanos (Cs) ha acusado al alcalde, Carlos González, de populista por su balance de las Fiestas de Agosto. Para la formación naranja estos festejos serán recordados por "los problemas que ha habido alrededor de los mismos y por la incertidumbre que ha rodeado a la celebración de muchas de las actividades”.

La portavoz de Cs, Eva Crisol, cargó este miércoles duramente contra la gestión de los responsables municipales. “No sé si es que vive en una realidad alejada de lo que hemos sufrido todos o simplemente se ríen de los ilicitanos, pero calificar estas fiestas como las mejores, con todos los problemas que ha habido, parece más digno de una película de humor en la que nosotros somos los personajes de los que se está riendo este gobierno”, ha afirmado Crisol. “La realidad es que estas han sido las fiestas de los problemas continuos, y sólo las ganas de disfrutar y el esfuerzo de todos los ilicitanos han permitido que salgan adelante a pesar de las meteduras de pata constantes del gobierno de PSOE y Compromís”, ha añadido.

Para Crisol, la dimisión de Mariola Galiana ya llega tarde. “Debió dimitir cuando se conocieron los problemas referentes a la falta de contratos, e incluso antes, al tener que tramitarlos de urgencia, demostrando que no está preparada para el puesto”, ha aseverado Crisol. “La realidad es que ya no pedimos la dimisión de la concejala de Fiestas, porque tenemos claro que se está aferrando al sillón y lo demás le importa bien poco, sólo el cargo y el sueldo. Lo que pedimos es el alcalde de Elche, Carlos González, y al resto del PSOE de Elche, que sean responsables y la cesen de su cargo, por el bien todos y el suyo propio, porque cada día que Galiana sigue en el cargo es una irresponsabilidad de González y el resto de miembros de su partido”.

Ante esta situación, la conclusión de Eva Crisol respecto a la valoración de las fiestas es clara. “A pesar de las inclemencias del tiempo y de las ineptitudes mostradas desde el gobierno, los ilicitanos han hecho posible que nuestras fiestas hayan regresado, llenando nuestras calles de alegría, una sensación que no debió marcharse nunca y que confiamos en que no dejemos de percibir de nuevo”, ha reconocido, sin embargo “el hecho de que el gobierno y su concejala de Fiestas, hayan dinamitado y puesto tantos problemas a las fiestas, demuestra que Elche requiere un cambio urgente. Un gobierno que ve como 24 horas antes no tenemos contratos necesarios para muchos servicios, y cuyos responsables no toman decisiones, como cesar a la edil de Fiestas, demuestran que ya están quemados y deben irse. Por suerte las fiestas de 2024 contarán con un nuevo gobierno, sin PSOE ni Compromís en la Plaça de Baix, y los ilicitanos podrán tener las fiestas que se merecen”, ha concluido Crisol.