50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche adjudicará por la mitad de lo previsto la poda de 6.500 palmeras a una empresa

Contratación propone a una mercantil ilicitana que se ha ofrecido a pagar 358.000 euros menos en 5 años - El servicio debía de ejecutarse entre junio y octubre y se retrasa a 2023

Dátiles de la palmera, esparcidos por en suelo, frente al colegio Candalix. | ANTONIO AMORÓS

El mayor contrato para podar palmeras en Elche durante el próximo lustro costará mucho menos de lo que el equipo de gobierno tenía previsto. El Ayuntamiento adjudicará por casi la mitad del presupuesto de licitación (ascendía a 165.200 euros anuales), en concreto por un 44% menos, el corte de 6.500 ejemplares a una empresa ilicitana, lo que hizo necesario un informe técnico para justificar una baja temeraria en el lote dos, que se circunscribe a las pedanías. Con las ofertas que ha presentado la mercantil propuesta para hacer el trabajo el servicio costará 93.600 euros al año a las arcas municipales. Se ahorrará alrededor de 358.000 euros en cinco años.

El trabajo, tal y como recoge el pliego de condiciones, debe de ejecutarse entre junio y octubre para paliar la caída de dátiles que se produce en otoño y que ya es visible en las aceras. Sin embargo, todavía no se ha producido la adjudicación definitiva, lo que está previsto, según el edil de Parques y Jardines, Héctor Díez, que se pase por junta de gobierno a lo largo de este mes, aunque trámites posteriores no harán que el contrato se haga efectivo hasta noviembre. De ahí a que este servicio de poda no pueda arrancar hasta 2023, pese a que la intención municipal era que pudiera haber comenzado este verano, pero la carga de trabajo en Contratación lo ha impedido. Esto hace que, salvo imprevistos, la poda de las palmeras en la vía pública vaya a estar en manos de la empresa privada hasta 2027.

El equipo de gobierno decidió, ante la merma de la plantilla municipal, dar un paso más en la externalización del saneamiento del Palmeral y en lugar de realizar contrataciones anuales, como venía haciendo, acordó en mayo sacar a concurso un contrato por cuatro años prorrogable a uno más y con criterios más exigentes para evitar el intrusismo.

Valorado en un millón

El contrato valorado en casi un millón de euros para un lustro consta de dos lotes. En el segundo, que afecta a las pedanías (Torrellano, Arenales, Balsares, El Altet, La Hoya y La Marina) es donde se ha producido y se ha aceptado esa rebaja de la mitad del presupuesto. En concreto, el presupuesto de base de licitación era de 68.275 euros anuales y la oferta que realizó una de las tres empresas presentadas, a la que se le ha propuesto como adjudicataria, es de 35.490 euros, lo que supone una baja del 48%.

Tras analizar las propuestas económicas, la Mesa de Contratación concluyó que las tres mercantiles habían realizado ofertas con valores «anormales», al haber presentado una rebaja superior al 25% por lo que fue necesario iniciar un trámite de justificación para dos de las mercantiles presentadas, ya que a la tercera se le excluyó.

Justificación

A continuación, el técnico municipal avaló la viabilidad de la oferta presentada por la adjudicataria y por la segunda clasificada (que había ofrecido una rebaja del 46%) en base a la «amplia experiencia de dicha mercantil en servicios de poda de arbolado y de palmeras para éste y otros ayuntamientos, la indicación de que todos los medios materiales y recursos humanos pertenecen a la propia mercantil, así como la propia gestión de los residuos resultantes de dicho encargo.

En el caso del lote 1, que afecta a las palmeras de la vía pública del casco urbano, en concreto a 3.800 ejemplares, la misma empresa que han propuesto para la adjudicación del servicio para las pedanías ofreció una rebaja del 40%. De 97.014,26 euros que ofrecía a pagar el Ayuntamiento, el trabajo se realizará por 58.200 euros.

La segunda clasificada (solo se presentaron dos) también planteó una bajada del 30%. Sin embargo, en este caso, la Mesa de Contratación consideró «valores normales» las propuestas económicas presentadas porque los criterios de puntuación son distintos cuando concurren dos licitadores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats