Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consejo Social de la UMH da luz verde al rector para recurrir Medicina de la UA

El Consejo de Gobierno tendrá que reunirse de forma extraordinaria en los próximos días para ordenar la presentación en los tribunales del recurso contencioso-administrativo frente al decreto del Consell - El alcalde de Elche se abstiene en la votación

El presidente Ximo Puig, el presidente del Consejo Social de la UMH Joaquín Pérez (en segundo plano) y el rector Juanjo Ruiz antes de la inauguración del curso en Elche días atrás. ANTONIO AMOROS

El Consejo Social de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche aprobaba en su reunión de este miércoles, tal y como estaba previsto, «instar» a la institución académica «a interponer los recursos e iniciar las acciones judiciales que procedan para la defensa de la calidad de la docencia en Medicina en la provincia de Alicante y en particular la defensa de los intereses de los estudiantes de nuestro grado de Medicina, en relación con la implantación de un nuevo grado en la provincia».

Así, y sin hacer mención directa a la carrera de Medicina de la Universidad de Alicante en el punto del orden del día, este órgano colegiado de participación de la sociedad mostraba de manera clara el camino a seguir a partir de ahora por parte del equipo de gobierno de la UMH, en el sentido de llevar ante los tribunales el decreto del Consell de 5 de agosto de la Generalitat Valenciana, por el que se autoriza a la Universidad de Alicante la implantación del grado de Medicina.

El punto dio paso a un intenso debate durante cerca de una hora para escuchar todas las posturas. En la correspondiente votación hubo dos abstenciones: la del alcalde de Elche, Carlos González (quien claramente ha apoyado la apertura de Medicina en la UA) y la del representante de UGT, Ismael Senent. También hubo dos votos en contra, en este caso de los dos representantes de CC OO, Carmen Palomar, y Jorge Martínez, aunque finalmente se impuso el sí.

El Consejo Social, presidido por Joaquín Pérez, prácticamente mandata así al Consejo de Gobierno, con el rector Juanjo Ruiz al frente, para que adopte las medidas oportunas.

Tras este primer paso, es el Consejo de Gobierno de la UMH, el máximo órgano de decisión de la institución universitaria, el que debe decidir en breve si finalmente da el paso adelante y presenta por tanto un recurso contencioso-administrativo en los tribunales de Elche.

La cuestión es que los plazos van ya muy justos. De hecho, el límite para recurrir el decreto del Consell finaliza el 16 de octubre, sin olvidar que la próxima semana es festivo el miércoles. Además, el Consejo de Gobierno se suele reunir una vez al final de cada mes. De hecho, su última reunión ordinaria tuvo lugar el pasado 22 de septiembre, por lo que todo apunta a que si la UMH quiere recurrir el decreto deberá convocarse un Consejo de Gobierno extraordinario.

Mientras, diversas fuentes de la institución académica apuntan a que esa posible acción judicial ya se estaría preparando desde hace días para tenerla lista en caso de que así se requiera. En este sentido, es el Servicio de Abogacía de la propia UMH el encargado de sustanciar la defensa de los intereses de la misma, todo ello después de prestar asesoramiento jurídico a los distintos órganos universitarios antes de la toma de decisiones.

Aunque no es comparable, ni en alcance de la medida ni en cuanto al tribunal al que se acudió, los pasos que se están dando estos días recuerdan a algunos el recurso de inconstitucionalidad que presentaron en abril de 1997 51 diputados nacionales socialistas contra la ley de creación de la Universidad de Elche. Cabe recordar que la misma nació en diciembre de 1996 a partir de la segregación de las carreras de Medicina y Estadística de la Universidad de Alicante.

La Universidad de Alicante tiene previsto activar Medicina, a diez minutos en coche del grado del mismo nombre que imparte la UMH en su campus de Sant Joan, el próximo curso 23-24.

De "polo de investigación" a "despilfarro"

La UMH insiste en que duplicar la carrera para formar galenos puede comprometer la calidad de la docencia en Medicina «porque no hay profesorado suficiente, no hay medios suficientes para la formación práctica-clínica». Al hilo, se insiste en que «la implantación supone un enorme gasto que por innecesario se califica de despilfarro cuando reivindicamos una planificada financiación».

Mientras desde la UMH están totalmente en contra de esta autorización del gobierno de Ximo Puig, en la UA consideran en cambio que la implantación del grado supone una «gran oportunidad» para reforzar la educación en el ámbito sanitario y para potenciar sinergias que sitúen a la provincia como «polo de investigación» en el campo de la Medicina.

La recuperación de esta titulación en la UA permitirá sumar 75 plazas a la oferta universitaria de estos estudios en la Comunitat Valenciana e incrementarla en un 10%.

Por otra parte, el mismo día que se reunía el Consejo Social de la UMH para instar a la propia institución a una de las decisiones de más calado de los últimos años, en clara discrepancia por duplicar la carrera de Medicina en las dos universidades públicas de la provincia, un despacho de abogados ilicitano, con Manuel Ortuño al frente, recibía dos escritos desde el Rectorado sobre este mismo asunto. 

El letrado interpeló el pasado 12 de septiembre a la UMH en el sentido de saber si había certificación alguna que acreditara la voluntad o decisión del Rectorado y Consejo Social de interponer recurso contencioso-administrativo por el tema en cuestión.

A la vez pedía conocer certificación que acreditara si la UMH presentó alegaciones frente a la pretensión de la Universidad de Alicante de implantar el grado de Medicina en el año 2017-2018. A su doble petición de información la institución académica respondía este miércoles que no en ambos casos. Para Ortuño, quien fue el diputado ponente en las Cortes Valencianas de la ley de creación de la universidad ilicitana bajo el mandato del PP, el no haberse presentado alegaciones supone una oportunidad perdida y una «desidia».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats