El Grupo Ribera, que gestiona el Hospital del Vinalopó de Elche, ha puesto en marcha un nuevo protocolo con una serie de medidas preventivas para evitar las infecciones quirúrgicas, que sufren una de cada 20 personas operadas en España.

Ha implementado el Programa de Reducción de la Infección Quirúrgica del Observatorio de Infección en Cirugía, que desarrolla unas recomendaciones propias y un nuevo modelo para la prevención de la infección en el lugar quirúrgico. El Hospital del Vinalopó es uno de los primeros de España en poner en marcha este paquete de medidas preventivas avaladas por la evidencia científica para evitar infecciones en los quirófanos.

¿En qué consiste este proyecto? 

Es un proyecto nacional que parte del Observatorio de Infección en Cirugía con la intención de establecer una serie de medidas y recomendaciones preventivas para evitar la infección quirúrgica. Está compuesto por 17 sociedades científicas y es la primera vez en España que tantas sociedades científicas se ponen de acuerdo para lanzar un documento común, y en la parte de Enfermería estoy yo. Al estar dentro, qué mejor manera que traerlo al Grupo Ribera este proyecto tan ambicioso de ámbito nacional. Los primeros resultados se publicaron el 9 de noviembre. Y Medicina Preventiva es la que avala y da solidez al proyecto. Participan cirujanos, anestesistas, intensivistas y enfermería, con el soporte de Medicina Preventiva. Y seguimos la línea de un proyecto nacional, ampliamente desarrollado, que es el IQZ.  

¿Qué tiene de novedoso el modelo implantado en hospitales como el Vinalopó?

Pues que no solo seguimos las medidas del programa IQZ, sino que las hemos fusionado con esas nuevas recomendaciones del Observatorio de Infección en Cirugía. Y el Hospital del Vinalopó es de los primeros de España en aplicar todas estas medidas. El doctor José Antonio Delgado, jefe de Medicina preventiva del Vinalopó, es el líder del proyecto en el centro, y yo coordino. 

«Antes de operar, es importante no rasurar el vello con maquinilla manual y evitar que el paciente se lo haga a sí mismo»

¿Cuáles son esas medidas preventivas que llevan a cabo?

Es un ‘bundle’, paquete, de medidas de prevención. Engloban duchas preoperatorias, higiene de manos, no eliminación del vello, salvo que sea necesario, profilaxis antibiótica sistémica adecuada, uso de abordajes mínimamente invasivos, descontaminación de la piel con soluciones alcohólicas, mantenimiento de la normotermia (temperatura normal del cuerpo humano) y cambio de guantes y material quirúrgico antes del cierre de la herida.

«Las infecciones quirúrgicas son la principal complicación de la cirugía, y responsables de miles de muertes cada año»

¿Por qué es importante mantener el vello corporal?

Lo más importante es no rasurar con maquinillas manuales y evitar que el paciente se lo haga a sí mismo. Toda cirugía tiene su particularidad, pero a nivel general las indicaciones son, para rasurar el vello, primero, siempre hacerlo con maquinilla eléctrica, porque tiene menos riesgo de hacer daño; segundo, intentar que esto se realice siempre en el hospital y no en casa; y, tercero, si no hay necesidad de quitarlo y es viable operar sin hacerlo, no retirar el vello. Así se evita el riesgo de herida al rasurar, que es susceptible de infección. Sabemos que vivimos en una sociedad que la gente prefiere ir depilada y, por ello, hay unas recomendaciones específicas también para quienes se depilen con láser o con crema antes de operarse, que es preferible que lo hagan una semana o diez días antes. Aunque lo ideal es que no lo hagan.

¿Hay siempre riesgo al entrar en un quirófano?

Sí. Las infecciones quirúrgicas son la principal complicación de la cirugía. Es responsable de miles de muertes al año. Pero con una serie de medidas preventivas se puede reducir entre un 30 y un 60%. Porque una infección en quirófano le va a suponer al paciente estar más tiempo ingresado, y puede ser desde una herida que supure pus, a casos más graves, como una infección de un órgano, cuando, incluso, te puedes morir. En España, las infecciones quirúrgicas se producen en uno de cada 20 pacientes. Si se aplican con rigor las medidas, conseguiremos evitar y prevenir al máximo que aparezcan las infecciones quirúrgicas. Es adelantarnos a que aparezcan. Seguro que con estas medidas que aplicamos no tendremos una incidencia elevada. La idea es que si tienes 100 infecciones, al año siguiente no tengas 150 o 200, que no suba, que es lo que pasa en muchos centros sanitarios.

«Si se cumplen las medidas preventivas que hemos elaborado, se pueden reducir entre un 30% y un 60% las infecciones»

¿Por qué se produce la infección en un quirófano?

La fisiopatogenia, es decir, de dónde viene la infección, puede ser intrínseca o extrínseca, y es esta última en la que debemos incidir. Hay una serie de factores que el paciente tiene por sí mismo que aumentan el riego, como el alcoholismo, obesidad o ser fumador, que influyen en la posibilidad de sufrir un riesgo de infección. También los pacientes oncológicos o inmunodeprimidos. Luego hay una serie de factores externos, que es el descontrol de la temperatura o la profilaxis antibiótica incorrecta, que aumentan el riesgo de infección. Hay un riesgo inherente a padecer una infección en cualquier centro sanitario, eso es así, pero se puede evitar que aumente. Todo ingreso en un hospital conlleva un riesgo de infección. Por eso debemos estar muy encima de que se cumplan las medidas preventivas. Es un problema que va a peor, los índices de infección cada vez se disparan más. No se sabe la razón, pero es obvio que cada vez se opera más y las intervenciones son más complejas, además de la edad cada vez más avanzada de quienes se operan. La quirúrgica es una infección que va incrementando. En nuestro caso, la incidencia es bastante positiva, afortunadamente.

¿Tiene muchas expectativas puestas en este proyecto? 

Sí. La intención es que no haya más número de infecciones de las que se tienen. Si tienes un buen control de infecciones en el hospital, una buena norma de infecciones, que nosotros con la Acreditación de la Joint Commission lo tenemos súper trabajado, consigues evitar que haya más infecciones, más allá de reducirlas. Llevamos desde mayo trabajando en ello.