Vox ha advertido al Ayuntamiento de Elche que se está jugando tener que devolver las ayudas europeas recibidas en los últimos meses al carecer de un plan estratégico de subvenciones. El grupo municipal de la oposición ha vuelto a reclamar, tras haberlo pedido en el último pleno de los presupuestos, que cumpla con esta obligación para «evitar graves problemas» a los vecinos de Porfirio Pascual, cuyas viviendas van a ser rehabilitadas con casi 10 millones de euros de los fondos Next Generation.

La formación representada en el Ayuntamiento por Aurora Rodil y Juan Antonio Alberdi ha presentado por registro un escrito al ejecutivo local insistiendo en la elaboración y aprobación urgente de dicho plan, bajo el argumento de que una sentencia del Tribunal Supremo considera que las subvenciones que conceden las admistraciones locales son nulas si no tienen aprobados esos documentos estratégicos.

Al mismo tiempo, Vox ha solicitado al ejecutivo de PSOE y Compromís que pida al Gobierno central y al Consell también sus planes estratégicos antes de recibir subvenciones de estas administraciones públicas.

La formación ha avisado de que el Ayuntamiento se está arriesgando a que cualquiera pueda denunciar las ayudas y éstas se tengan que devolver por la mera falta de un plan estratégico de subvenciones. 

«Esto puede acarrear enormes problemas a las arcas y al funcionamiento municipal, como a la siguiente Corporación que lleve la gestión municipal a partir del año que viene», advierte Vox.

El grupo municipal ha puesto el foco los perjuicios que ello ocasionaria para los bloques de viviendas de Porfirio Pascual, en Carrús, al conocer de cerca el estado de degradación en el que se encuentran. De hecho, Vox ha sido una de las formaciones que más ha incidido en la rehabilitación de este grupo de viviendas con informes que avisaban de los graves problemas de habitabilidad.