El dispositivo especial del Ayuntamiento de Elche para atender durante esta ola de frío a las personas que duermen en la calle se va a prolongar más de lo previsto. De entrada, y en vista del pronóstico meteorológico para los próximos días, el albergue provisional de Los Palmerales va a permanecer abierto toda esta semana.

El pasado viernes, cuando se habilitó el mismo, se preveía que su funcionamiento se alargara hasta ayer martes. No obstante, en vista de que las noches gélidas se van a prolongar, incluso más durante el próximo fin de semana, el Consistorio ha decidido que se mantendrá mientras duren estas jornadas tan gélidas.

De hecho, el número de usuarios del albergue de Los Palmerales no ha hecho más que aumentar en las últimas noches, de manera que entre el lunes y el martes unas 18 personas se han cobijado aquí. El primer día que se habilitó este espacio el número de sintecho fue de siete.

En suma, cerca de medio centenar personas sin hogar han pernoctado estos días en el espacio habilitado por la Concejalía de Derechos Sociales -en colaboración con DYA, Conciénciate y Cruz Roja, además de Policía Local y Protección Civil- en el centro social de Palmerales con el objetivo de garantizar la dignidad de las personas.

El concejal de Derechos Sociales, Mariano Valera, destaca «la obligación de la Administración más cercana de garantizar la calidad de vida de toda la ciudadanía, en este caso de las personas que ni siquiera cuentan con un hogar».

Según el concejal, el hecho de que el albergue de Cáritas, con el que también colabora el Ayuntamiento, estuviera lleno a finales de la semana pasada les llevó a habilitar este nuevo espacio en el que las personas sin hogar tienen la oportunidad de resguardarse del intenso frio, así como optar a la cena caliente y desayuno.

Cáritas, por su parte, que habitualmente dispone en su centro en Carrús de unas 40 camas de pernocta, también ha ampliado en diez esta cifra ante la bajada de temperaturas.

DYA se encarga de los desayunos, limpieza y vigilancia; la Fundación Conciénciate se ocupa de las cenas y traslado de personas que tienen dificultad de movilidad y no puedan acudir de forma autónoma; Cruz Roja organiza las duchas, higiene, ropa de abrigo, y camas; y, por último, Policía Local y Protección Civil apoyan a Conciénciate en el traslado de personas y garantizan la seguridad en el recinto. Todo ello está siendo coordinado desde la Concejalía de Derechos Sociales. 

«Estamos convencidos de que no podemos dar la espalda a ningún ciudadano, y haremos todo cuanto esté en nuestra mano para garantizar la dignidad de las personas», asegura por último Valera.