Sanidad investiga un brote de salmonelosis en una cafetería de Santa Pola tras la infección de al menos 25 personas

La Conselleria confirma que quedan cuatro personas ingresadas en el Hospital General de Elche

Una familia con cuatro niños, uno de ellos de 21 meses, entre los afectados que han requerido hospitalización

Una ensaladilla

Una ensaladilla / INFORMACIÓN

A. Fajardo

A. Fajardo

Una infección por salmonela en Santa Pola ha afectado desde el pasado martes a al menos 25 personas, según Salud Pública, entre niños y adultos, que han presentado fiebre y gastroenteritis tras ingerir en la mayoría de los casos una ensaladilla en una cafetería de la localidad costera, donde la Conselleria de Sanidad ha abierto una investigación para esclarecer los detalles del contagio y decretó el cierre, según fuentes del departamento autonómico. Por su parte, el responsable del negocio asegura que, por responsabilidad, decidió cerrar voluntariamente nada más enterarse de los primeros casos el pasado miércoles al mediodía.

Según Sanidad, este lunes son solo cuatro las personas que están ingresadas en el Hospital General de Elche, un adulto y tres menores que evolucionan favorablemente, pero desde el miércoles de la pasada semana e incluso hasta ayer, han tenido que acudir a Urgencias varias decenas de afectados con los mismos síntomas.

Uno de los casos más aparatosos ha sido el de los ocho miembros de una familia con cuatro niños de 21 meses, 3 años, 5 y 6 años que siguen ingresados en Pamplona, en la clínica Universidad de Navarra, porque su padre de 34 años de edad y natural de allí (también contagiado y ya de alta) pidió el traslado desde Elche. Todos acudieron con vómitos, diarrea y dolores abdominales, cuyo informe médico apunta a una intoxicación alimentaria y que ingirieron ensaladilla. La abuela de los pequeños de 60 años de edad, su hija y su pareja (ambos de 29 años), también estuvieron hospitalizados en el Hospital Imed donde este lunes se les ha dado el alta, según el hospital privado.

No se trata de la única unidad familiar en la que varias personas han sufrido el contagio.

Investigación

Tras el incidente, la Conselleria de Sanidad procedió a realizar analíticas y pruebas en las máquinas para tratar de averiguar de donde procede el foco. La principal hipótesis es que la infección pudo salir de una mayonesa, pero el departamento autonómico todavía carece de los resultados que lo confirmen. Y es que también se han supervisado las máquinas y los utensilios de la cocina, así como la higiene del local y se le ha hecho pruebas a los trabajadores para confirmar si alguno era portador de la bactería sin conocerlo. El responsable de la cafetería ha preferido esperar al informe final de las pruebas para realizar declaraciones al respecto y asegura que desde que fue conocedor de lo sucedido se ha preocupado por los afectados, ya que buena parte, dice, eran clientes fijos.