Pleno en Elche: un ring de boxeo en el Ayuntamiento

Unanimidad con la Ronda Sur en un pleno embarrado y salpicado ya por la campaña electoral de las europeas

Los gastos en dietas, las acusaciones de «electoralismo» o la ausencia de la oposición en determinados actos marcan la sesión

La Corporación municipal votando por unanimidad este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur.

La Corporación municipal votando por unanimidad este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur. / Áxel Álvarez

María Pomares

María Pomares

La unanimidad que se alcanzó en el pleno extraordinario de este martes entre los cuatro grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Elche -PP, PSOE, Vox y Compromís- a la hora de instar al Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible a realizar todos los trámites necesarios para asumir el coste de las expropiaciones de los terrenos de la segunda fase de la Ronda Sur en absoluto se reflejó en el debate. Todo lo contrario. Se habló bastante poco de esta circunvalación pendiente desde el año 2015, y cuando se habló fue para cruzarse reproches. Todo en el marco de un pleno bronco, embarrado y muy salpicado por la campaña de las elecciones europeas, que arranca este mismo viernes. Hasta el punto de que hubo momentos en los que el Salón de Plenos pareció más un ring de boxeo.

De los desayunos al cáterin

La sesión duró poco más de tres cuartos de hora, pero fue suficiente para acabar tirándose los trastos cada cual con lo que estimó más conveniente. Del desembolso de 400 euros de las arcas municipales del actual equipo de gobierno del PP y Vox en desayunos con los que habían atacado los socialistas desde la mañana a los casi 400.000 euros que se gastó el hoy secretario provincial y presidente del PSPV-PSOE, Alejandro Soler, en sus años de alcalde, o los 55.000 euros en desayunos, almuerzos, cáterin y horchatas del anterior Ejecutivo de socialistas y Compromís, con los que contratacó el regidor ilicitano, Pablo Ruz. Y así casi hasta el infinito.

Pablo Ruz, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur.

Pablo Ruz, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur. / Áxel Álvarez

¿De urgencia?

Ya de entrada uno de los puntos que más se prestaba al choque era el de la convocatoria extraordinaria y urgente para pedir fondos al ministerio de Óscar Puente para cubrir las expropiaciones de la Ronda Sur. PSOE y Compromís se abstuvieron. Eso no quita para que el portavoz municipal socialista, Héctor Díez, además de argumentar que la sesión se podía haber trasladado al jueves o, directamente, al lunes, cuando hay pleno ordinario, hablara de una motivación «electoralista». En esta línea, sostuvo que «es importante, pero no urgente, a no ser que se vaya a expropiar a las cinco de la tarde». La respuesta del alcalde no se hizo esperar: «No es urgente, es urgentísimo. No podemos perder un minuto más después del acuerdo histórico con la Generalitat», alegó, para, acto seguido, preguntarle si lo que les molestaba era asistir a un pleno por la tarde, cuestionando así la capacidad de trabajo del principal grupo de la oposición. Argumento este, además, al que recurriría posteriormente en alguna ocasión más.

González, en el punto de mira

Ahora bien, este no fue el único derechazo de Pablo Ruz. También fueron varias las alusiones a Carlos González. Le acusó de «mentir» en proyectos como el de la Ronda Sur o con el protocolo del Botànic para el pago de la deuda por los terrenos de la UMH, se dirigió a él como «exalcalde silente» y trató de dejarle en evidencia diciendo que su partido no le dejaba tomar la palabra en el pleno y «confrontar», al tiempo que ponía el acento en que los dos últimos mandatos habían sido ocho años perdidos en materia de infraestructuras.

Héctor Díez, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur.

Héctor Díez, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur. / Áxel Álvarez

Escondido

Un argumento este que, posteriormente, y en cierto modo, se le volvería en contra. Daba alas a la portavoz de Compromís, Esther Díez, para recriminarle, como ya ha venido haciendo en los últimos plenos, que no entre en determinados debates plenarios. «Tiene que buscarse estos minutitos de gloria para poder justificar que no quiera presidir el pleno, y se quiera esconder en muchos de los debates que le emplazo a tener en las sesiones ordinarias», le espetaba en un turno de palabra en el que incluso habló de «sobreactuación», pidió un debate en profundidad sobre el plan de movilidad e insistió en que hay 8,6 millones de euros en juego porque no se ha ejecutado el contrato de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE). «Llevamos muchos años echando en falta un debate riguroso», sentenció. 

Con Milei

Mientras, la portavoz de Vox, Aurora Rodil, también aprovechó para poner el foco en la inacción del Gobierno central a la hora de desarrollar la última fase de la circunvalación y tachó de «hecho histórico» que el pleno del Consell se celebrara en Elche. Hasta ahí, más o menos bien, aunque en la izquierda escoció lo de «hecho histórico» porque el Botànic también trajo un pleno a Elche, aunque ya haga ocho años. Rodil se había reservado un gancho especial para este momento: el apelativo de «ministro calumniador» que utilizó para dirigirse a Óscar Puente, dejando bien a las claras, por si había algún género de dudas, de parte de quién estaba en el choque con el presidente argentino, Javier Milei. «La próxima, el TRAM», dijo para finalizar su intervención en un intento de poner en evidencia la parálisis del Ejecutivo de izquierdas que siempre ha reprochado el actual equipo de gobierno.

Aurora Rodil, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur.

Aurora Rodil, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur. / Áxel Álvarez

A estas alturas, la tensión ya se había elevado hasta límites insospechados. Los socialistas reaccionaron con razonamientos como que el actual bipartito puede presumir de muchos convenios y pocos hechos, y de que está viviendo de los proyectos que dejó encauzados la izquierda e incluso apeló a la «estrategia de polarización» y el «uso partidista» del Salón de Plenos por parte de la derecha para «confrontar» contra el Gobierno de España

De sanidad y ausencias

Por si con todo eso no fuera suficiente, Ruz salió en ese momento con otra amonestación hacia la oposición: su ausencia en el acto de jura de bandera y la apertura del Hort del Xocolater del pasado sábado, lo que le valió para afearles que no pisaran la calle y escucharan las demandas ciudadanas. «Yo le voy a decir dónde estábamos: en la manifestación a favor de la reversión del Hospital del Vinalopó. ‘Pablo Ruz, queremos salud’, se dijo allí», le espetó Esther Díez, que, de paso, hizo hincapié en la reacción del lunes del conseller de Sanidad, Marciano Gómez, cuando la plataforma que rechaza la continuidad de la concesión privada trató de abordarle para entregarle la documentación con sus argumentos. Héctor Díez, por su parte, se escudó en que hay actos a los que no se les ha invitado, como la exposición del MAHE. «Fíjese si creemos en la sanidad pública que tenemos a tres sanitarias», justificó Ruz en su turno, en alusión a Aurora Rodil, María Bonmatí e Inma Mora.

Esther Díez, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur.

Esther Díez, en el pleno de este martes pedir a Transportes que financie los terrenos para la Ronda Sur. / Áxel Álvarez

El pleno, afortunadamente, iba llegando a su fin. Lo malo es que aún faltan algo más de dos semanas para las elecciones europeas. De por medio, salvo pleno extraordinario de última hora -van cuatro en poco más de un mes-, queda la sesión ordinaria del lunes, y todo apunta a que el ambiente estará más próximo a lo sucedido con la Ronda Sur que al carácter más institucional y constructivo que marcó el de la restauración de Santa María

Suscríbete para seguir leyendo