Un aula en Elche para encontrar la calma y cargar las pilas

El Instituto Cayetano Sempere inaugura un espacio en el que estudiantes ayudan a otros a regular sus emociones ante situaciones de estrés o frustración

Aula transformadora de las emociones que se ha inaugurado en el instituto Cayetano Sempere de Elche

Aula transformadora de las emociones que se ha inaugurado en el instituto Cayetano Sempere de Elche / Áxel Álvarez

J. R. Esquinas

J. R. Esquinas

«Cuando nos viene un niño que ha tenido un problema en clase, está nervioso y tratamos de tranquilizarlo, que se olvide de la silla verde, para que se sienta bien y al menos tenga esperanza de que todo se solucionará». Óscar Adsuar sueña con ser periodista porque le apasiona la comunicación y muestra gran empatía hacia sus compañeros. Este alumno de cuarto de la ESO del instituto Cayetano Sempere de Elche es uno de los pocos seleccionados que va a ejercer de «líder de acompañamiento emocional» para ayudar a otros alumnos a volver a clase calmados después de sufrir una crisis por múltiples factores como suspender un examen, no integrarse en el centro o tener un conflicto con otros alumnos.

El IES ilicitano ha transformado su aula de usos múltiples en un «aula transformadora de emociones», un proyecto pionero de innovación, (dentro del programa Acord financiado por la Conselleria de Educación) llevado a cabo entre el IES y la Universidad de Alicante. Precisamente sobre este espacio se cumplirá con el objetivo de ayudar a regular las emociones de los menores. 

Inauguración

Las instalaciones se inauguraron este miércoles, con corte de cinta incluido, y hubo gran expectación, ya que presenció el emotivo momento gran parte del profesorado así como docentes de universidad, la edil de Educación y técnicos del Cefire para conocer de primera mano los beneficios que tendrán para el alumnado ofrecer este recurso, que serviría como refugio de los alumnos, y que se prestaría durante los recreos y entre clases varios días por semana. En el espacio se han preparado varios ambientes para trabajar diferentes habilidades, con lo que se puede apreciar un set de presentaciones, un estudio radiofónico, una zona para grabar vídeos con croma verde así como un rincón de lecturas tranquilizadoras y unos sillones enfrentados para propiciar debates.

Objetivos del proyecto del instituto de Elche.

Objetivos del proyecto del instituto de Elche. / Áxel Álvarez

Meditación

 Una de las partes más importantes será la meditación a través de disciplinas como el yoga. Para ello se han instalado unas tumbonas desde donde se enseñará al alumnado respiración diafragmática profunda para liberar la energía negativa. Todo ante escenarios en los que «profesorado y el alumnado vivimos una alta tensión a nivel social, como un estrés constante que debemos aprender a regular y comunicar y transmitir las emociones que tenemos en cada momento para volver a la calma y que cojamos confianza en comunicarnos con los demás», apunta Susana Gil Megías, coordinadora del proyecto Acord de autorregulación emocional. 

La docente reseña que a través de este «aula del futuro» se persigue intervenir para ayudar a aquellos alumnos cuando se les «bloquea el razonamiento» ante situaciones de frustración y estrés por resultados académicos, o ante quienes son más sensibles a las críticas o «que a lo mejor esperan de ellos más de lo que ellos consideran que pueden dar».

Uno de los espacios del IES Cayetano Sempere de Elche donde se realizarán debates entre el alumnado.

Uno de los espacios del IES Cayetano Sempere de Elche donde se realizarán debates entre el alumnado. / Áxel Álvarez

Valentina Nneoma, alumna de 3º de la ESO, es otra de las alumnas participantes que también se ha sometido a asesoramiento psicológico para ayudar a compañeros a superar malas rachas en el aula. Relata que de pequeña siempre le ha gustado ayudar a los demás y está muy interesada por la psicología. Al hilo, reconoce que hubiera agradecido este tipo de iniciativas cuando ella entró al instituto «porque me sentía muy sola». Aunque buscaba el afecto de los docentes, entiende que el hecho de tener cerca a compañeros de edades parecidas contribuye a que los menores se sientan acompañados.

Ayudar cuando un alumno se siente superado

María García, alumna también del centro, explica a INFORMACIÓN que gracias a ejercer este acompañamiento ella también ha sido capaz de aprender técnicas para vencer momentos en los que se siente superada por cierta presión social que a veces encuentra para «intentar encajar, pero me he dado cuenta que saber respirar bien es muy útil».

Presentación del proyecto Acord ante el profesorasdo del IES Cayetano Sempere de Elche

Presentación del proyecto Acord ante el profesorasdo del IES Cayetano Sempere de Elche / J.R.E.

Destaca que el proyecto también podría ayudar a que alumnos que sufren acoso escolar puedan tener un apoyo más directo o que incluso este equipo de alumnado preparado consiga unir a estudiantes con pocas habilidades sociales con quienes tengan gustos comunes para afianzar vínculos y no se sientan desplazados. Claudia Lozano, otra de las estudiantes que integran el programa, apuntaba que siente que hay continuos mensajes en la sociedad «que te dicen que tienes que hacerlo todo bien y si no no conseguirás trabajo, comentarios que te estresan, y puedes caer en un bucle». 

Suscríbete para seguir leyendo