Primer año de mandato municipal | Héctor Díez Portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Elche

Héctor Díez: «Muchas veces se confunde el empuje con la ansiedad, pero el PSOE sabe estar»

El portavoz municipal del PSOE en Elche se muestra satisfecho con su labor en el primer año de mandato, pero admite que en algunos momentos les ha faltado ser más incisivos 

El portavoz del PSOE en Elche, Héctor Díez, hace balance del primer año de mandato

Áxel Álvarez

María Pomares

María Pomares

Un año después de la toma de posesión de la actual Corporación municipal, Héctor Díez hace balance de la trayectoria de su grupo y del Ejecutivo local. Un primer año del que asegura sentirse bastante conforme con la labor del PSOE, hasta el extremo de que confiesa que el objetivo es continuar en la línea que han seguido. Eso no quita para que admita que quizás en algunos momentos les ha faltado ser más incisivos y pone el acento en que en este segundo año hay que intensificar el contacto con la calle.

¿Ha aceptado el PSOE un año después que está en la oposición?

Lo primero que hicimos es aceptar el resultado y enseguida ponernos manos a la obra a montar un grupo municipal en la oposición y a trabajar en la alternativa. Ni siquiera recuerdo que jugáramos a forzar que somos la lista más votada y que gobierne la lista más votada. El Partido Socialista desde el primer momento aceptó el resultado como no puede ser de otra manera. 

En el pleno de investidura Carlos González sí insistió mucho en que la del PSOE era la lista más votada...

El Partido Socialista aceptó desde el primer momento el sitio en el que estaba y buena prueba de ello es que enseguida nos pusimos a ver los espacios que íbamos a ocupar y el trabajo que teníamos que hacer.

El portavoz municipal del PSOE, Héctor Díez, junto al Ayuntamiento de Elche.

El portavoz municipal del PSOE, Héctor Díez, junto al Ayuntamiento de Elche. / Áxel Álvarez

«Es un gobierno que ha estado viviendo de los proyectos del Partido Socialista y que, más allá de los de los desayunos y lo ornamental, poco ha hecho»

En cualquier caso, ¿les ha faltado empuje en este primer año?

No. Aunque es cierto que somos un partido de gobierno y un partido que es el que en la mayoría de ocasiones ha gobernado en Elche y, por tanto, teníamos más experiencia gobernando que en la oposición, al contrario que el PP, hemos tratado de hacer un trabajo serio, riguroso y tratando de dejar de lado la ansiedad. Muchas veces se confunde el empuje con la ansiedad, y hemos demostrado que sabemos estar, que estamos tratando de hacer un trabajo serio, riguroso, de fiscalización y control desde lo más minucioso hasta los grandes temas, y esa línea es la que tenemos que seguir. 

Hablan del gasto en desayunos y del Gobierno local con más asesores de la historia, pero también son la oposición con más dedicaciones exclusivas. ¿Se les puede acabar volviendo en contra eso?

Es el primer gobierno de la democracia que tiene 30 asesores en plantilla y está en gasto por encima del millón de euros. Al mismo tiempo, si se están generando una serie de gastos que ellos llamaban superfluos y que, además, no existían, entendemos que la ciudadanía tiene que saberlo. Es un gobierno que ha estado viviendo, de momento, de los proyectos del Partido Socialista y que, más allá de los de los desayunos y lo ornamental, poco ha hecho. Ahora, me parece un poco cínico que uno en su discurso de toma de posesión diga que se cree realmente el papel de la oposición y debe tener medios, y todas las semanas tenga en la boca a la oposición y lo que cobra. Lo que creo que ha pasado es que se ha intentado dotar a la oposición de muchos medios para ver si se acomoda y así se toma unos cuantos años sabáticos, pero el Partido Socialista es un partido de gobierno.

De alcalde a exalcalde

Hay concejales que aún no han abierto la boca en un pleno, caso del exalcalde, Carlos González…

Carlos González tiene una posición diferente a la del resto del grupo municipal. Ha sido nuestro alcalde ocho años. Desde el principio dejó bastante claro que no iba a liderar la oposición y, en este caso, tengo la impresión de que si habla porque habla y si no habla porque no habla. Carlos González está haciendo el papel que le corresponde, que es el de sumar y apoyar al grupo municipal desde la gran experiencia y el bagaje de una persona con tanta trayectoria municipal y nacional.

Héctor Díez, en un momento de la entrevista.

Héctor Díez, en un momento de la entrevista. / Áxel Álvarez

«¿Qué le habrían dicho a Carlos González si se hubiera metido bajo el paraguas de la Diputación?»

Precisamente el exalcalde está compatibilizando el puesto de edil con un trabajo en el sector privado. ¿Puede convertirse en un lastre?

Hay que ver con normalidad que haya concejales que estén dedicados al 100%, que otros tengan compatibilidad y que otros estén al 100% en su trabajo y solo vengan al pleno y a las comisiones. Esto entra dentro de la normalidad, como ya ha pasado en otros mandatos. ¿Qué le habrían dicho a Carlos González si se hubiera metido bajo el paraguas de la Diputación? Tengo la impresión de que, hagan lo que hagan los excalcaldes, siempre se les va a cuestionar. 

¿Cómo son las relaciones con el equipo de gobierno?

En el trato son correctas, pero políticamente son inexistentes. La última vez que me senté con el alcalde fue en marzo, cuando nos solicitó propuestas para un gran plan de empleo que quería consensuar, y han pasado tres meses y de las diez propuestas que presentó el Partido Socialista no nos ha dado respuesta. Anteriormente, fue la reunión de portavoces, en septiembre. El alcalde lo tiene bastante claro: el diálogo con la oposición, escaso y para hacerme la foto, y prefiero la mayoría estable que me da estar con un partido xenófobo y racista como Vox.

¿Deterioró las relaciones lo que ocurrió con José Navarro?

Desde luego, no las mejoró. El Partido Popular sigue sin entender que el Partido Socialista tiene que hacer oposición y que ellos ahora son Gobierno. ¿Qué habría dicho el Partido Popular si un concejal del Partido Socialista entra a borracho en una iglesia? El Partido Socialista le pidió la dimisión por eso, cuando el concejal lo reconoció, no por ninguna otra cuestión. 

Las europeas

El PP fue la fuerza más votada en las europeas en Elche. ¿Es un tirón de orejas al PSOE?

En estas elecciones europeas vuelve a darse una circunstancia que ya se dio el 23J y el 28M: hay una movilización adicional del voto de centroderecha en Elche con respecto al resto de la Comunidad Valenciana y del país. Es cierto que el Partido Socialista también vuelve a estar algo por encima de la media nacional y de la Comunidad, pero, pese a ello, no se puede decir que sea un buen resultado. Cuando uno pierde, pierde, y eso nos tiene que hacer reflexionar, pero, desde luego, teniendo en cuenta que son unas elecciones europeas.

¿En qué se está fallando para que el centroderecha tenga más capacidad de movilización?

Probablemente sean muchos factores, pero el crecimiento poblacional que ha tenido Elche en los últimos 20 años, no sólo en los barrios nuevos, sino también en el distrito 7, en las pedanías, puede que esté relacionado con que Elche sociológicamente pueda estar cambiando, y en el Partido Socialista tenemos que seguir haciendo ese trabajo que estamos haciendo de reflexión, de generación de esa alternativa, pensando en que no solo hay que crecer o conservar nuestros feudos tradicionales, sino que tenemos que ir también a por el voto en esos nuevos barrios y en el distrito 7.

¿Cómo ha afectado que a Alejandro Soler le pararan los pies cuando se postuló para la secretaría general de los socialistas valencianos?

A nivel local no ha afectado. La agrupación de Elche goza de la etapa de mayor unidad que he vivido y, respecto al ámbito autonómico, entre los tres compañeros que tenían la posibilidad y las ganas de liderar el partido, se llegó a un acuerdo y se acabó optando por generar una mayoría muy amplia en torno a Diana Morant, que, por cierto, en el primer envite ha demostrado que no hay efecto Mazón, porque el PP sólo se ha comido a Ciudadanos.

Héctor Díez, en un momento de la entrevista.

Héctor Díez, en un momento de la entrevista. / Áxel Álvarez

«Si ser alcalde es gestionar y tratar de crear un proyecto de ciudad, sí, me veo de candidato a alcalde»

¿Se ve de candidato a la Alcaldía dentro de tres años?

Si ser alcalde es gestionar, mejorar los servicios públicos y tratar de crear un proyecto de ciudad para dar oportunidades a la gente, sí, me veo. Me considero una persona seria, que ya ha gestionado, que tiene experiencia y en la política hacen falta más gestores que actores. 

El balance

Dígame un error y un acierto del PSOE en este primer año…

 Ganar las elecciones y no gobernar es algo muy duro, y mantenernos como un equipo sólido en el grupo, en el partido, y desde el primer minuto ponernos a trabajar en la oposición y no distraernos y no asustarnos es un acierto, porque lanza el mensaje de que el PSOE no se ha ido a ningún sitio, que estamos aquí, y que queremos volver en 2027. En cuanto al error, es la modulación de la oposición. Cuando vamos por la calle hay gente que nos dice que hay que dar más caña y otros que nos dicen que estamos demasiado cañeros. Siempre hay matices, hay que ir ajustando, y en algunos momentos hemos tenido que ser más incisivos de lo que hemos sido.

¿Y del Gobierno?

El gran acierto del Gobierno de Pablo Ruz es continuar con los proyectos del Partido Socialista, y, en cuanto al error, ha quedado clarísimo que es el equipo que han conformado, con dos dimisiones en diez meses. Más que un grupo sólido de concejales, da la sensación de que alguien conformó una especie de banda de amigos.

Héctor Díez, en un momento de la entrevista.

Héctor Díez, en un momento de la entrevista. / Áxel Álvarez

«Este ha sido un primer año de transición y, para el segundo año, el contacto con la calle hay que intensificarlo sobremanera»

¿Cuál es la asignatura pendiente del PSOE tras este primer año?

Este ha sido un primer año de transición en el que nos hemos situado al tiempo que hemos empezado a hacer oposición y, para el segundo año, el contacto con la calle hay que intensificarlo sobremanera.

¿Y un reto?

Nuestros retos pasan por seguir insistiendo en que hay que dirigir la política municipal hacia las cuestiones más importantes que afectan a los ciudadanos en este momento y que este equipo de gobierno no está atendiendo: la vivienda, seguir reforzando el empleo entre aquellos colectivos que siguen sin encontrarlo, y poniendo el foco en que tenemos un alcalde distraído en lo ornamental, en las cortinas, en los desayunos, en los geranios, y se nos están quedando en el tintero los proyectos de ciudad. Prácticamente todos los grandes proyectos que hay son del mandato anterior en el Ayuntamiento de Elche. Proyectos propios con la impronta de este alcalde veo pocos.

Suscríbete para seguir leyendo