La bochornosa escena que se repite cada vez más en el aeropuerto de Alicante-Elche

Indignación de decenas de pasajeros por lo que ocurre nada más aterrizar

Colas de pasajeros en espera de un taxi en el aeropuerto de Alicante-Elche.

INFORMACIÓN

Para los taxistas hace tiempo que comenzó la temporada alta en el aeropuerto de Alicante-Elche pese a que todavía no ha arrancado el verano. Pero eso no significa que los servicios públicos existentes en el aeródromo sean capaces de absorber toda la demanda de pasajeros. Y menos aún, pasadas las diez y media de la noche. Y esto, por enésima vez, se ha podido constatar esta pasada madrugada cuando de nuevo se han vuelto a registrar colas de recién llegados que no tenían ningún autobús de conexión al que subirse, porque a esa hora no hay líneas, ni tampoco ningún taxi en el que montarse.

Cuentagotas

Sobre la 1.30 horas de esta pasada madrugada, varias decenas de pasajeros han tenido que soportar, algunos de forma más paciente que otros, una larga espera para poder coger un taxi. No había ninguno y los que llegaban, por cuentagotas, apenas podían aligerar el tiempo de espera.

Teléfono

La indignación, como no podía ser de otro modo, se propagaba a la vez que los intentos por llamar a un taxi, a un vehículo de alquiler con conductor o, incluso, a algún familiar o amigo que hiciera el favor de "rescatarle" del aeropuerto.

El problema no es nuevo. No es de ahora, ni del año pasado, pero sigue sin tener una solución.

Demoras

Los taxistas insisten una vez más que el problema surge cuando uno o varios aviones se han demorado, llegan más tarde de su horario y se juntan los pasajeros de uno y otro vuelo, con lo que se forma un cuello de botella. Pero también, destacan los taxistas, cansados de ser objeto de todas las críticas siempre, el hecho de que no haya autobuses de noche no ayuda a descongestionar la situación. Cabe señalar que el aeropuerto tiene limitados los vuelos fuera del horario de descanso, es decir, se intenta, hasta cierto punto, que más allá de las once horas no despegue ni aterrice ningún avión, ni tampoco antes de las seis de la mañana, salvo retrasos inevitables.

Cansancio

El caso es que los pasajeros recién llegados anoche al aeropuerto de Alicante-Elche pasadas la una de la madrugada tuvieron que armarse de paciencia y, a pesar del cansancio del viaje, esperar a que le tocara el turno para subirse a un taxi que le llevara a su destino final, ya fuera Elche, Alicante, Benidorm o Torrevieja, que suelen ser los viajes más habituales. Un testigo presencial asegura que había como un centenar de personas guardando cola.

Taxis a la espera de pasajeros en el aeropuerto de Alicante-Elche a última hora de la mañana de este lunes

Taxis a la espera de pasajeros en el aeropuerto de Alicante-Elche a última hora de la mañana de este lunes / Información

Mientras los taxistas de Elche, los únicos, salvo que se haga una reserva previa expresa, que pueden recoger de manera libre en el aeropuerto, recuerdan que ellos son un servicio público más, sometidos a turnos, horarios, normas y regulación no solo por parte de la Generalitat sino también del Ayuntamiento ilicitano, y que no debe recaer solo sobre ellos el peso de ofrecer servicios de transporte, el Consistorio de Elche, paralelamente, pide no culpar a estos profesionales del volante de lo que está ocurriendo. Es más, ambas partes defienden que los taxistas están haciendo todo lo que pueden para tratar de no dejar desasistido al aeródromo que cada mes está batiendo récords de pasajeros.

Los taxistas enviaban esta mañana a este medio imágenes como la de arriba, con taxis esperando a los pasajeros, a la vez que aseguran que durante 23 horas hay taxis siempre en el aeropuerto y que las colas se corresponden, como mucho a una única hora.

Suscríbete para seguir leyendo