Quince alumnos completan su formación como cocineros en el Centro Municipal de Hostelería de Elche

El edil de Promoción Económica, Samuel Ruiz, destacaba este lunes los problemas que tienen para seleccionar solo a 15 aspirantes, porque no hay más capacidad de plazas, para formar a futuros cocineros. Los eligen por la actitud, después, durante duras horas de aprendizaje, demostrarán su aptitud.

M. Alarcón

M. Alarcón

Las clases son teóricas y prácticas y se han sucedido en la Escuela Municipal de Hostelería, integrada entre los once CDT (Centro de Desarrollo Turístico) con que cuenta la Comunidad Valenciana. Durante los últimos meses se han realizado dos niveles distintos para obtener el certificado de profesionalidad de Cocina. El inicial, que contó de 810 horas lectivas; y el superior, que fue de algo más de 300 horas. Ahora tendrán que realizar las prácticas durante el verano en restaurantes donde deberán demostrar su capacidad para un trabajo tan duro que solo encuentra a personas enamoradas de él. 

Son de los más distintos estratos sociales, hay dos inmigrantes entre los 13 que acaban el 27 de agosto y a los que el edil de Promoción Económica les invitó a hacer algunas elaboraciones para demostrar su capacidad, animar a otros a encontrar aquí una salida profesional muy demandada y, al mismo tiempo, el éxito de estas iniciativas tan complementarias del turismo, algo que destacó Samuel Ruiz ante los periodistas. «Quienes vienen a conocer nuestra ciudad lo hacen para descubrir nuestra historia y cultura, y también nuestra gastronomía», explicó. El responsable municipal añadió que «el objetivo es colocar a Elche a la cabeza de todos estos centros de hostelería de la Comunidad Valenciana». Con mucha ambición expresó que se pretende que exista un tercer nivel para una formación en alta cocina y contar con la posibilidad de disponer como invitados con profesionales de primerísimo nivel para dar mayor empaque a la formación que se imparte en Elche. El edil confía en poder ponerlo en marcha en cuestión de meses.

Aspirantes

El concejal recordaba lo difícil que fue hacer la selección entre los más de 60 aspirantes y la satisfacción de comprobar el interés que han demostrado. «Tenemos que incrementar el emprendimiento y la competitividad turística del municipio y a la vez mejorar la empleabilidad y la eficiencia de los recursos humanos. La finalidad es atraer el talento, la investigación, la innovación y la promoción de la gastronomía a la ciudad».

En total, durante este primer semestre del año, se han formado en la Escuela de Hostelería un total de 28 alumnos. Quince de ellos han obtenido el certificado de profesionalidad en cocina y otros trece el de «servicios de restaurante», para camareros, que se ha impartido a lo largo de 580 horas. No son los únicos cursos que acogen estas instalaciones, que también, pero sin certificado de profesionalidad y también dirigidos especialmente a personas sin empleo, dan formación básica en higiene alimentaria y gestión de alérgenos, el último de los cuales fue en abril; mientras que hay una veintena de interesados en cursos durante julio y agosto el taller de «Emprendimiento y nuevos valores empresariales turísticos».

Cocinero es una profesión con demanda

Cocinero es una profesión con demanda / Áxel Álvarez

El centro también da la posibilidad a profesionales a mejorar sus destrezas. Un total de 120 de ellos han vuelto a ser alumnos para los talleres de «elaboración de postres con granada mollar de Elche», «refrescos y helados con dátil de Elche», «Cocina sostenible, desperdicio cero», «Presentación y servicio de quesos», «Inglés para trabajadores de bares, cafeterías y restaurantes» o «Atención al cliente para camareros».

Suscríbete para seguir leyendo