Calles coloridas que atraen turistas en El Raval

Una docena de arterias se han engalanado para un certamen que persigue afianzar la convivencia vecinal y hacer atractiva la zona en plenas fiestas de San Juan

Una de las calles engalanadas en el barrio de El Raval de Elche durante las fiestas de San Juan

Una de las calles engalanadas en el barrio de El Raval de Elche durante las fiestas de San Juan / Matías Segarra

J. R. Esquinas

J. R. Esquinas

«Hay mucha competencia y cada vez la gente se inspira más, estoy orgullosa de mi trabajo». María Dolores Martínez se autodenomina la «fundadora del reciclaje» del concurso de calles engalanadas de El Raval de Elche, un certamen histórico que recuperó la asociación de vecinos del barrio hace ahora trece años con el ánimo de avivar la convivencia vecinal y atraer visitantes durante las fiestas de San Juan. Tal es la acogida que la hoguera que cada año se levanta ya no es el único gran incentivo para pasearse por allí en estas fechas. 

Esta vecina narra que este año no ha podido entrar entre los primeros puestos en el concurso pero siente que, más allá de los premios, este año lo importante era el mensaje que quería trasladar junto a sus vecinos de la calle Retor. Y es que han convertido el vial en un desierto entre camellos y jaimas, hechos a base de material reutilizado, para simular a los Tuaregs de Moros y Cristianos de Elche, todo con el fin de rendir un caluroso homenaje a Gerard, vecino y festero de esta comparsa ilicitana que falleció hace un año. 

Ganadores del concurso

En esta edición, la undécima, se inscribieron 11 calles, dos más que en 2023, aunque se han sumado otras fuera de concurso y por primera vez se ha abierto la decoración a la Plaza Mayor del Raval, principal puerta de entrada a la barriada.

El concurso de calles engalanadas fomenta la convivencia vecinan El Raval de Elche

El concurso de calles engalanadas fomenta la convivencia vecinan El Raval de Elche / Matías Segarra

Esta actividad se ha consolidado hasta el punto de que se han implicado una treintena de empresas para otorgar premios a los principales trabajos, que esta vez se los han llevado la calle Travesía de San Roc, Fossar y Filet de Dins por sus apuestas con motivos ilicitanos, sobre la lluvia o el «país de los sueños». Cinco expertos de las artes plásticas, y ajenos al barrio, dieron su veredicto como jurado el sábado cuando se determinó a los ganadores en base a criterios como la originalidad, la calidad artística y que la idea no supusiera un obstáculo para la circulación de vehículos. 

La excusa para socializar

La creatividad echó a las calles a las familias al completo durante días para llenar de coloridas guirnaldas las diferentes arterias del histórico enclave, todo con la finalidad de recuperar tradiciones y atraer visitantes, según apunta Paqui Sempere, miembro de la directiva de la asociación vecinal, quien indica que este evento ayuda a socializar en caso de residentes que todavía no han estrechado lazos con otros moradores y esta ha podido ser la ocasión perfecta para conocerse más. 

Recuerdan que el engalanamiento se retomó en la época de Ángel Alfosea como presidente, y que la nueva directiva encabezada por Reme Pomares está trabajando para recuperar la rondalla así como los bailes con dolçaina i tabalet cuando había cumpleaños.

La decoración es muy diversa, pero prima la creatividad y el colorido a lo largo de varias calles en Elche

La decoración es muy diversa, pero prima la creatividad y el colorido a lo largo de varias calles en Elche / Matías Segarra

Hasta el 25 de junio permanecerá el barrio con esta dinamización de la misma forma que coincide en el espacio-tiempo el concurso de balconadas organizado entre artistas locales con colaboración del colectivo vecinal. 

Arte en los balcones

Ello suma 82 trabajos de artistas locales colgados de balcones y escaparates, lo que deja un ambiente totalmente atractivo que incluso está moviendo que se estén realizando visitas guiadas al barrio para disfrutar de tantas expresiones artísticas. «Queríamos sacar el arte a la calle, ya que el Museo de Arte Contemporáneo lleva años cerrado que se pueda atraer a gente que no suele visitar museos y que haya sinergia con el barrio en general», apunta el artista Ángel Castaño, uno de los coordinadores.

Suscríbete para seguir leyendo