La jornada laboral de 35 horas llega al Ayuntamiento de Elche

La junta de gobierno aprueba este jueves el inicio de los trámites para poner en marcha la medida, aunque un protocolo de 2016 ya permitía acortar horarios

El Ayuntamiento de Elche, en la parte que da al Mercado Central.

El Ayuntamiento de Elche, en la parte que da al Mercado Central. / Áxel Álvarez

María Pomares

María Pomares

En pleno choque entre la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, y el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, a cuenta de la intención de la también ministra de Trabajo de aprobar, «antes de que llegue el verano», la jornada laboral semanal en el sector privado de 38,5 horas para este año y de 37,5 para el próximo, el Ejecutivo local de PP y Vox ha decidido dar un paso al frente con las 35 horas semanales para la plantilla municipal. Hasta el extremo de que este jueves está previsto que la junta de gobierno apruebe la incoación del expediente para la modificación de la jornada de los trabajadores del Ayuntamiento de Elche.

De este modo, se convertiría en una de las administraciones locales pioneras en adoptar formalmente esta medida que afecta a en torno a 2.000 empleados municipales, a los que se suman las más de 200 contrataciones temporales de las escuelas taller y de los programas de empleo en convenio con otras administraciones.

Protocolo de 2016

Pionera formalmente porque, entre otras cuestiones, lo que viene a hacer esta medida es consolidar la jornada de 35 horas de la que ya disfrutaba la plantilla municipal desde 2016, cuando se aprobó un protocolo horario que daba 15 minutos de cortesía al inicio de la jornada laboral diaria y otros 15 al final, por cuestiones de conciliación principalmente, aunque había departamentos que, por la labor que desempeñan, acababan acumulando esa bolsa de horas.

Ahora lo que se hace es dar una cobertura formal a esas 35 horas «camufladas», sin que eso tenga efectos en cuanto a la jornada reducida de verano, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, cuando se llega a las 33,75 horas a la semana. Tampoco estiman desde los sindicatos -que siempre han tenido esta como una de las principales reivindicaciones de los últimos tiempos- que vaya tener impacto económico, más allá de la revisión al alza que pueda haber entre colectivos que están por debajo de las 37,5 horas o en aquellos casos en los que hay una reducción de jornada y se opta por mantener la bolsa de horas actual, ya que ahora debe calcularse tomando como referencia esas 35 horas. Sí quedarían fuera aquellos empleados con complemento específico de especial dedicación.

El Ayuntamiento de Elche, en la parte que da al Mercado Central.

El Ayuntamiento de Elche, en la parte que da al Mercado Central. / Jose Navarro

Informe favorable

El expediente llega a la junta de gobierno local después de que el departamento de Recursos Humanos haya emitido un informe favorable, al constatar que la propuesta se ajusta a la normativa. De hecho, son varias las administraciones locales y autonómicas que han implantado esta medida. Incluso el propio jefe del Consell, Carlos Mazón, firmó en el mes de abril un acuerdo con los sindicatos CSIF, UGT-PV y CC OO-PV, que, entre otras cosas, lleva aparejado un calendario de negociaciones para poner en marcha las 35 horas semanales.

Los pasos a dar

Una vez que el expediente tenga luz verde, se pedirá un informe a todos los departamentos municipales, sobre todo a aquellos que, por sus condiciones específicas, se pudieran ver más afectados por el cambio oficial de jornada, y, con ello, ver qué medidas es necesario adoptar. Es el caso, sin ir más lejos, de colectivos como el de las escuelas infantiles o los laborales con contratos por debajo de la jornada ordinaria, que ahora será de 35 horas a la semana.

Posteriormente, se convocaría una mesa general de negociación con los sindicatos en el que se verán esas particularidades sobre todo y, finalmente, se iría a la Subdelegación del Gobierno como paso previo a la aprobación definitiva en el Ayuntamiento. La idea, sostiene el concejal de Recursos Humanos, Juan de Dios Navarro, es que se ponga en marcha cuanto antes y, por supuesto, este mismo año

El Ayuntamiento de Elche, en la parte que da al Mercado Central.

El Ayuntamiento de Elche, en la parte que da al Mercado Central. / Jose Navarro

Con el foco en este año

No obstante, el hecho de que haya que pasar por otra administración, en este caso, la General del Estado, hace que ni el edil ni los sindicatos se atrevan a dar plazos, aunque están convencidos de que sí habrá luz verde porque se cumplen todas las ratios que marca la legislación.

Navarro, en cualquier caso, pone el acento en que «estamos cumpliendo los tres compromisos que adquirió el alcalde, Pablo Ruz, con la plantilla: la jornada de 35 horas; el proceso de estabilización, que ya está en marcha y confiamos en que antes de acabar el verano esté completado para todas aquellas personas que llevan más de cinco años; y la carrera profesional, que también estará en breve, siempre desde el diálogo con los sindicatos y escuchando, aunque a veces se llegan a acuerdos y otras no, y con la mano tendida». Un compromiso con el que, como destaca Navarro, «damos certidumbre y oficializamos una situación que ya se venía dando, algo que era necesario, ayudando, además, a la conciliación y optmizando los recursos con los que cuenta la Administración».

De la cortesía a la oficialidad

Mientras, desde organizaciones como el Sindicato Independiente-USO subrayan que «hacer oficialmente lo que hasta ahora teníamos concedido en calidad de ‘cortesía’ es muy importante para la consolidación definitiva de la jornada semanal de 35 horas», y añaden que, «desde nuestra sección sindical, hemos trabajado para que este compromiso que anunció el alcalde, Pablo Ruz, en la asamblea que convocó para todos los empleados del Ayuntamiento se materializara lo antes posible, trabajo del que hacemos partícipes a los demás sindicatos representados en la junta de personal». 

Otras cuestiones pendientes

Ahora bien, por encima de todo, desde el Sindicato Independiente-USO hacen hincapié en que «la aprobación de las 35 horas semanales desbloquea otros proyectos como son el teletrabajo y el protocolo de gestión horaria del personal municipal para que tengamos los mismos derechos y obligaciones que el resto de empleados públicos de la Comunidad Valenciana».

Sea como fuere, tanto el edil como el sindicato celebran que Elche se sitúe entre los primeros ayuntamientos de gran población que implantan la jornada de 35 horas.

Suscríbete para seguir leyendo