«Las campanas voltearán y expresarán a los cuatro vientos que las Fiestas Patronales de Elda han llegado. Será una mezcla de luz, sonido, pólvora, ilusión, devoción, tradición y nostalgia la que nos envolverán en esos momentos», dijo un emocionado Miguel Quiles, presidente de la Asociación Músico Cultural Santa Cecilia de Elda, desde el balcón del Ayuntamiento al pronunciar el pregón.

Centenares de eldenses acudieron a disfrutar del inicio de las Fiestas Mayores, que se alargarán hasta el próximo lunes, y además del pregón pudieron ver la nueva Palmera y los fuegos artificiales tras entrar al templo para saludar a los Santos Patronos.

A Quiles lo acompañaron durante el pregón la alcaldesa, Adela Pedrosa, y el presidente de la Cofradía de los Santos Patronos, Ramón González, en un acto que contó con la periodista Beatriz Rico como presentadora.

Antes de lanzar las vivas al Cristo del Buen Suceso y la Virgen de la Salud y desear unas felices fiestas a sus vecinos, Quiles realizó un personal recorrido por las fiestas de su niñez. Recordó cómo vivía entonces los actos festeros acompañado por su padre y explicó cómo Elda fue creciendo como ciudad zapatera al tiempo que fue creciendo él. «Son tiempos difíciles y complicados, hay situaciones que se agudizan cada vez más, por ello hay que trabajar juntos en pro de la ciudad, de sus gentes y de su industria», indicó. Admitió no haber corrido nunca la traca aunque aseguró no perdérsela ningún año y bromeó con un «no sé, seguiré pensándolo». Quiles transmitió a los presentes la emoción que siente al ver entrar las imágenes de nuevo en Santa Ana al finalizar las procesiones de los dos días grandes y rememoró la copla de «yo soy de Elda orgulloso. Viva mi pueblo industrial. Pueblo honrado y religioso. Trabajador laborioso. De fama internacional».

Pero sobre todo y como no podía ser de otra manera destacó la labor de la banda Santa Cecilia en el transcurso de los actos festivos y resaltó los valores que rigen a la banda y que animó a seguir en la vida diaria. «La responsabilidad en el trabajo, el afán de superación, el apoyo con el compañero de la silla de al lado y también respeto y obediencia hacia otra persona que con su batuta solo pretende ayudar, para juntos conseguir el fin propuesto».

El pasodoble «Miguel Quiles»

Los músicos de la banda quisieron rendir un homenaje sorpresa al pregonero e interpretaron un pasodoble que han compuesto con su nombre como broche final.