30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barreras insalvables en Elda

El 90% de las calles tienen rampas pero la asociación AMFI denuncia que el 76 % de ellas «están mal hechas»

Los bordillos impiden el paso de las sillas de ruedas y la ciudad se convierte en una jungla.

Los bordillos impiden el paso de las sillas de ruedas y la ciudad se convierte en una jungla. ÁXEL ÁLVAREZ

A simple vista, Elda es una ciudad accesible. El 90 por ciento de sus aceras poseen rebajes para facilitar la vida a las personas con movilidad reducidao discapacidad motora. Sin embargo, desde la Asociación de Minusválidos Físicos Intercomarcal (AMFI) matizan que «un 76% están mal hechas». Apenas dos centímetros de bordillo impiden el paso de una silla de ruedas eléctrica. El motor carece de fuerza para sortear el desnivel entre la calzada y el espacio reservado para peatones.

Conseguir que las esquinas estén a cota cero para mejorar sensiblemente el tránsito de quienes van en silla de ruedas, pasean con andador o simplemente empujan el carrito de un bebé, es una de las reivindicaciones históricas de AMFI.

El secretario de la asociación, Daniel Tercero, explica que «es muy difícil que las rampas que no están desde la cota cero se arreglen, porque llevamos años pidiéndolo y no lo conseguimos» y añade que «lo que nos indigna es que trabajos que se han hecho bien como en el calle Acacias, poco después, se abra la calle para cualquier instalación y que cuando finalizan las obras te encuentres con un bordillo, como ha pasado en esta misma calle».

Para Daniel es una falta de concienciación del Ayuntamiento y también se queja de los problemas que supone para cualquier persona en silla de ruedas sortear la jungla de la ciudad. En más de una ocasión, debe volver al punto de partida o compartir el asfalto con los coches cuando, en una parte de la acera se ha realizado una rampa y en la otra no o cuando un coche se ha aparcado encima de un rebaje.

El secretario de la asociación asegura que «son rampas trampa, hay calles en los rebajes son intermitentes como en la avenida del Chapí. Una está a cota cero, la siguiente no y así sucesivamente».

Parkings

AMFI se dedica a la gestión de alguno de los aparcamientos públicos de la ciudad: el de la Gran Avenida, el del Mercado Central y el de la FICIA. Todos ellos sufren goteras que inutilizan algunas de las plazas del aparcamiento.

El secretario de la asociación indica que «las goteras del de la FICIA tienen que ver con el mal estado de la estación de autobuses». El asfalto está muy deteriorado y así se lo ha indicado al concejal de Obras, Eduardo Vicente. «Algún día, la rueda de un autobús se va a colar en el parking, pero no nos hace caso» insiste.

En este sentido, el presidente, Andrés Molina también ha mostrado su indignación. Indica que «frustración es ver que hay calles intransitables para cualquier problema y no se hace nada, lo más grave que se levantan aceras que están bien, y cuando se vuelven a asfaltar se dejan los dos o tres deditos, que para nosotros es un mundo»

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats