30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paralizan de nuevo las obras del castillo de Elda a falta de un trámite

El concejal de Patrimonio indica que es «un pequeño imprevisto» en un proyecto que se inició en 2015 - Falta dar un poco de color al mural y cubrir con zahorra los aledaños de la fortificación

Uno de los últimos trabajos que se hicieron en el castillo antes de que se frenase la obra.

Uno de los últimos trabajos que se hicieron en el castillo antes de que se frenase la obra. áxel Álvarez

Las obras de consolidación de la torre T10, la restauración del antemural y consolidación de los cimientos del castillo de Elda llevan semanas paradas. Solo queda por terminar un 10 por ciento de la actuación. A falta de una mano de barniz para que la piedra envejezca y una capas de zahorra sobre el perímetro en el que se ha actuado, otra vez se vuelve a echar el freno de mano.

Ante esta situación, el concejal de Patrimonio, Amado Navalón, comenta que «solo falta un pequeño trámite que la empresa está esperando de la Conselleria de Cultura» a lo que añade que «una vez se consiga, en unos días estará finalizada la obra». A la burocracia de la administración pública se suma la situación de parálisis provocada por las elecciones autonómicas, locales y nacionales y por ello, el trámite se está haciendo esperar.

La restauración de la fortaleza parece el cuento de nunca acabar. La reforma ya se licitó en los últimos días de la legislatura de la popular Adela Pedrosa y parece ser que las prisas por entregar las llaves de la fortaleza no fueron buenas consejeras. De hecho, en mayo de 2015 el entonces edil de Cultura, José Mateos, anunció el inicio de las obras. El plazo de ejecución era de 7 meses y su presupuesto de 500.000 euros que ha costeado la Conselleria de Cultura. Cuatro años después la llave no ha vuelto al Ayuntamiento.

La actuación se paralizó por falta de dinero y de unos estudios geotécnicos y pasaron años hasta que las máquinas se volvieran a ver por los restos de la fortaleza que todavía aguantan en pie.

Hace un año, la actividad se reanudó en las faldas del palacio condal. Ya estaban echas las catas arqueológicas y en 2018 se abordaron las obras de más calado, la rehabilitación del antemural y la eliminación de la estructura metálica de la T10, le han dado una nueva imagen al palacio.

Obras de envergadura

La intervención engloba la reconstrucción del antemural A-4 y acoge toda la franja entre la barbacana y la torre T-10, que es la que está sobre la calle Novo Hamburgo. Así, en el proceso de restauración del Bien de Interés Cultural (BIC) se han aprovechado todos los elementos que han quedado en pie para recuperar el volumen hasta una cota similar a las realizadas en campañas anteriores en el castillo. Asimismo, para asentar el mural se emplearon 200 metros cúbicos de hormigón y pivotes de unos 13 metros.

La última actuación realizada fue la eliminación de la estructura metálica de la torre y la colocación de los sillares que simulan a los que se pusieron en el siglo XV.

La primera fase de la restauración del castillo está casi concluida y ahora será necesario abordar nuevas actuaciones. Las próximas se deberán realizar en el marco del plan director.

El presupuesto total de la obra que está a punto de finalizar era de 453.956 euros, aportados por la Conselleria de Cultura. Y desde el Ayuntamiento de Elda ya se ha anunciado que se quieren invertir 400.000 euros más destinados a la limpieza y asentamiento de la parte interior del castillo, a restaurar la barbacana y el arco de acceso que se derrumbó en 2017 tras unas intensas lluvias.

En más de una ocasión, el edil de Patrimonio. Amado Navalón, insistió en su interés por crear una ruta de visitas guiadas, aunque esta idea deberá esperar a que finalice la intervención en su totalidad.

La fortificación fue construida por los almohades a finales del siglo XII, ocupando un recinto poligonal de 2.700 m2 con 10 torres cuadradas. Fue primero alcázar islámico para convertirse en castillo señorial y palacio condal. En 1848 fue subastado por 121.000 reales, y derribado parcialmente. La superficie de esta Casa Condal es de 6.000 metros cuadrados.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats