Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un preso de Villena agrede a tres funcionarios tras incendiar su celda por segunda vez

Los tres vigilantes sufrieron lesiones y Acaip advierte de la «crítica situación» en la que se halla Aislamiento

Un preso de Villena agrede a tres funcionarios tras incendiar su celda por segunda vez

Un preso de Villena agrede a tres funcionarios tras incendiar su celda por segunda vez

El centro penitenciario Alicante II de Villena ha registrado esta semana una nueva agresión a funcionarios. En esta ocasión tres trabajadores han sufrido lesiones tras el ataque de un interno sujeto al 91.3. Un artículo del régimen penitenciario que se aplica a los penados clasificados en primer grado y de peligrosidad extrema, que hayan sido protagonistas o inductores de alteraciones muy graves, o bien hayan puesto en peligro la vida o integridad de funcionarios, autoridades, otros internos o personas ajenas.

El último incidente se produjo sobre las 11.30 horas del lunes en el módulo de Aislamiento. El interno se parapetó en su celda y prendió fuego al colchón con un mechero. Cuando los funcionarios se percataron de la situación acudieron rápidamente a sofocar las llamas con extintores. A continuación se dispusieron a cambiarlo de celda y fue, en ese momento, cuando se produjo la agresión denunciada. El jefe de servicio fue derribado y pateado en el suelo mientras los otros dos funcionarios eran golpeados mientras forcejeaban con el preso para tratar de reducirlo.

Desde el sindicato Acaip se ha solicitado a la secretaría de Instituciones Penitenciarias y a la dirección del centro Alicante II de Villena el traslado inmediato del recluso habida cuenta de que no es la primera vez que protagoniza una acción violenta. Hace unas semanas también prendió fuego a su celda. Pero en esa ocasión se pudo actuar a tiempo y no se produjo ninguna agresión.

Desde el sindicato se advierte, una vez más, de la «crítica situación» en la que se encuentra Aislamiento por su elevado número de internos. Es una «bomba de relojería», dicen los funcionarios con los que ha contactado este diario, debido a que el módulo tiene capacidad para 33 personas y en la actualidad son 26. Cuatro de ellos son muy peligrosos y están sujetos al artículo 91.3, varios están cumpliendo sanciones por incidentes en otros pabellones de la prisión y la mayoría siguen el restrictivo régimen de vida de los primeros grados. En cualquier caso hay módulos ordinarios, como los conflictivos 2 y 3, que también están sobresaturados, según vuelve a denunciar Acaip.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats