Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Petrer y Elda

La AMPA del IES Azorín critica la ubicación de los barracones en un solar que aún no se ha tocado

Educación prevé trasladar a los 800 alumnos a las prefabricadas en Navidad pero los trabajos para acondicionar la parcela municipal siguen sin comenzar

El solar próximo a la avenida de Salinetas donde se instalarán las aulas prefabricadas sigue sin acondicionar.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del instituto Azorín no considera que el solar elegido por el gobierno socialista de Petrer para ubicar las nuevas aulas prefabricadas sea la mejor ubicación. Se trata de un terreno municipal ubicado en la zona de Els Platans, cerca de la avenida de Salinetas, y cuyas obras de acondicionamiento, según indicó en julio el concejal Fernando Portillo, deberían haber comenzado en septiembre. Sin embargo, hasta el día de ayer no se había llevado a cabo ninguna actuación a pesar de que el objetivo es realizar el traslado durante las próximas Navidades, aprovechando las vacaciones, de tal modo que los 800 alumnos de Petrer y Elda matriculados en el Azorín puedan iniciar las clases de 2020 en los barracones. Para ello el Ayuntamiento aprobó una modificación de crédito de 268.000 euros destinados al solar, mientras la Conselleria se comprometía a aportar otros 200.000 euros.

«Nos hubiera gustado que las prefabricadas estuvieran más cerca del instituto y, de hecho, sugerimos los dos aparcamientos que hay junto al centro. Pero no cuentan con espacio suficiente y, además, se quiere aprovechar la construcción de las pistas polideportivas para que puedan prestar servicio al municipio en un futuro», ha explicado el presidente de la AMPA del Azorín, Julián Sánchez. Precisamente, desde el gobierno local también se adelantó en julio que las pistas tendrán un uso público cuando cese la actividad docente, mientras que el resto del amplio solar podría convertirse en un aparcamiento para camiones, un servicio demandado por los profesionales del sector.

Plazos y compromisos

Respecto a las críticas que la ubicación de los barracones ha suscitado en algunas familias, el presidente ha indicado que «estamos ante hechos consumados, nadie nos ha consultado sobre este asunto y, como madres y padres, no tenemos ningún tipo de poder para tomar decisiones políticas ni tampoco debemos atribuirnos responsabilidades que no nos corresponden». Sin embargo, sobre lo que sí advierte que la directiva va a estar «tan atenta como reivindicativa» es a velar por el cumplimiento de los plazos y de los compromisos anunciados.

«Con la reforma del instituto ha habido retrasos injustificados, incumplimientos vergonzosos y demasiada incompetencia. Como la del informe técnico que no detectó que la estructura estaba tan mal que debía echarse abajo. Las cosas se han hecho fatal y quien paga las consecuencias son los alumnos y las familias», subraya Julián Sánchez exigiendo el cumplimiento de las «promesas verbales» de los representantes del Ayuntamiento y de la Generalitat en materia de transporte escolar. Se refiere a la contratación de un autobús que traslade de forma gratuita al alumnado desde el instituto hasta las aulas prefabricadas, que se instalarán a un kilómetro y medio de distancia. «También vamos a ser muy rigurosos con la calidad de las aulas porque es un asunto que nos preocupa mucho. Hay que tener en cuenta que nuestros hijos recibirán clases en ellas durante, al menos, dos cursos y no queremos que tengan que soportar goteras cuando llueve o cualquier otro tipo de deficiencia», puntualiza.

El IES Azorín tiene adscritos como centros de Primaria al Miguel Hernández de Elda y al 9 de Octubre de Petrer. Sin embargo algunos padres han indicado a este diario que si llegan a saber «todo el lío de los barracones» hubieran matriculado a sus hijos en otros institutos. «Yo sin embargo creo que nuestra actitud no debe ser de críticas continuadas. Está claro que en este proyecto se han hecho muchas cosas mal. Pero nos limitamos a hablar del continente y nos olvidamos del contenido, que es lo más importante», apostilla el presidente. A él le preocupa especialmente la continua rotación del profesorado del centro. «A mi juicio es excesiva y no trae nada bueno para nuestros hijos porque merma la estabilidad de los departamentos y afecta a la relación entre docentes y estudiantes», avisa por último.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats