Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Repsol inicia las gestiones para instalar una planta solar entre Sax y Villena

La compañía proyecta una central fotovoltaica de 1.800.000 metros cuadrados en la Colonia de Santa Eulalia

Panorámica de la Colonia de Santa Eulalia y sus terrenos. ÁXEL ÁLVAREZ

Repsol RepsolGeneración Eléctrica quiere instalar una planta fotovoltaica en la Colonia de Santa Eulalia, entre los términos municipales de Sax Saxy Villena. Con tal fin la empresa consultora Coliaenergía España ya ha establecido los primeros contactos con los herederos propietarios de la finca y los representantes municipales.

El objetivo de la compañía es arrendar durante un periodo de 30 años los terrenos de uso agrícola que circundan la pedanía. Concretamente una superficie de 1.800.000 metros cuadrados donde se colocarían los paneles solares y los sistemas destinados a reconducir la energía eléctrica a la red. No obstante, la planta solar quedará a 300 metros de distancia del núcleo urbano ya que la Colonia de Santa Eulalia, aunque presenta un avanzado estado de deterioro tras décadas de abandono, fue catalogada como Bien de Interés Cultural por la Generalitat Valenciana por tratarse de un conjunto arquitectónico de gran valor histórico, artístico y etnológico. De momento las conversaciones siguen adelante y cinco de los seis herederos se muestran a favor de la operación. Sin embargo, la falta de acuerdo entre los herederos ha frustrado en las dos últimas décadas varias operaciones para vender la Colonia. La más reciente se produjo a mediados de 2018, cuando una compañía productora de cereales con sede en Valladolid se interesó por adquirir la finca. Su intención era restaurarla y acondicionar los fértiles terrenos que la circundan para plantar trigo y cebada. Sin embargo uno de los sucesores del fallecido Vicente Marco, dueño de la Colonia, se opuso y las negociaciones se paralizaron.

Los ayuntamientos deben autorizar la actuación | Una vez que los herederos se pongan de acuerdo, serán los ayuntamientos de Villena y Sax los que deberán autorizar una obra que también necesita el visto bueno del Consell.

También durante el «boom» inmobiliario una potente constructora de Alicante, participada con capital extranjero, se interesó por comprar la aldea. La firma tenía intención de restaurar todos los edificios históricos -palacio de los condes, alcoholera, fábrica de harinas, bodega y teatro- para construir un parador y bungalows. Elaboró incluso proyectos y llegó a ofrecer tres millones de euros. Pero los herederos no aceptaron como también rechazaron en 2017 la oferta de una compañía que pretendía instalar aerogeneradores cerca de Santa Eulalia para aprovechar la energía eólica.

Uno de los seis herederos pone en venta Santa Eulalia por 90 millones de euros

La decisión carece del acuerdo del resto de primos y obvia que los inmuebles históricos son BIC y están protegidos por el Consell

Uno de los seis herederos de Vicente Marco se ha desmarcado del resto de la familia

y ha puesto en venta toda la Colonia de Santa Eulalia -terrenos y edificios- por 90 millones de euros. Un lote en el que incluye palacio, fábrica de harinas, ermita, casino, almazara, 40 casas y todos los campos. No ha tenido en cuenta al resto de herederos ni que todos los inmuebles históricos están protegidos como BIC. Igual de extraño resulta que haya utilizado para tal fin Wallapop, una plataforma dedicada a comprar y vender artículos de segunda mano por Internet. La singular aldea fue construida a finales del siglo XIX por el conde de Alcudia y Gestalgar y el adinerado burgués Mariano Roncali inspirándose en los ideales del socialismo utópico. En estos momentos la propiedad está en manos de los herederos de Vicente Marco Ruiz, un empresario alicantino dedicado a la gestión de las basuras que falleció en 1975. Seis primos son los titulares de la sexta parte pro indiviso de esta finca de 2.750.000 metros cuadrados. No obstante, hay un acuerdo suscrito con un vecino de la pedanía por el que deben cederle 800.000 metros cuadrados y cinco de las viviendas que usaban los antiguos trabajadores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats