Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de crédito pone en riesgo la reforma del Museo del Calzado de Elda

La directora cuenta con escaso margen de maniobra para presentar un aval ante las entidades financieras y conseguir financiación para pagar los trabajos y así justificar los 120.000 euros de ayuda

Los aseos estás clausurados y sirven de almacén mientras que la museografía de la sala de exposiciones está anticuada y precisa de una renovación.

Los aseos estás clausurados y sirven de almacén mientras que la museografía de la sala de exposiciones está anticuada y precisa de una renovación. Áxel Álvarez

El Museo del Calzado de Elda abrió sus puertas hace 20 años con una exposición al uso llena de vitrinas cargadas de zapatosy estancias abigarradas de maquinaria. Con el paso de los tiempo, la sala de exposiciones no ha tardado en quedarse anticuada y la falta de espacio llega al punto de que los aseos son utilizados como almacén. El recinto precisa un revulsivo que le ponga en el mapa de los museos industriales. Así, el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, prometió una ayuda de 120.000 euros para renovar su musealización.

Hace casi un año, fue el mismo Puig quien se acercó a Elda para anunciar la llegada de una inyección de fondos para el museo. Sin embargo, se acerca la hora de justificar la ayuda para que se haga efectiva y al Museo del Calzado no le avala ninguna entidad financiera. Desde que en julio la ayuda se publicó en el DOGV, la directora de éste, Mª Dolores Esteve, ha estado buscando la fórmula para conseguir un aval que le facilitase el crédito con el que afrontar el proyecto de musealización. Incluso acudió a la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) para conseguirlo y después de conversaciones, densas documentaciones y largas esperas también se encontró con la puerta cerrada.

A menos de un mes de que finalice el plazo para justificar que se ha redactado el proyecto y se han pagado los trabajos, todavía no se ha empezado y lo más preocupante, no se tiene dinero para poder afrontar los costes.

En este momento, se trabaja con los departamentos técnicos municipales para ver si, por lo menos, el Ayuntamiento puede avalar al Museo de Calzado y no dejar perder una subvención de 120.000 euros para una sala expositiva que los precisa con agua de mayo y con los que se afrontaría únicamente una primera fase. El Ayuntamiento de Elda es el propietario mayoritario y comparte el patronato con empresarios, la Generalitat Valenciana y la Diputación de Alicante.

La inversión a afrontar con 120.000 euros sería la renovación del hall. En él se instalarán paneles audiovisuales interactivos para explicar pormenorizamente el proceso de fabricación de un par de zapatos. En este sentido, Esteve explica que «estamos catalogados como un museo industrial y como tal, uno de nuestros objetivos es poner en valor el producto, en este caso, los zapatos».

La falta de una renovación de la museografía hace de él, con tan solo dos décadas de historia, un museo anticuado que necesita adaptarse al siglo XXI.

La directora no pierde la esperanza de que se pueda iniciar la renovación, pero no se le escapa que el tiempo corre en su contra y cada vez es más difícil que se consiga aunque por parte del Consell se le dé una prórroga.

La directora se muestra reticente a la idea de la concejalía de unificar todos los museos en el mismo edificio

La concejala de Ciudadanos afirma que «no hay espacio suficiente para dar cabida a los tres museos de la ciudad»

La directora del Museo del Calzado, Mª Dolores Esteve, se muestra contraria al proyecto de la concejalía de Museos de unificar los tres de Elda en el edificio que ocupa el del calzado y la sede de la UNED. La concejala de Ciudadanos señala que «no vamos a caber todos». En este sentido apunta que la idea cercena la posibilidad de una posible ampliación de algunos de ellos y limita la capacidad de las exposiciones. Además señala que «no sé cómo lo van a plantear pero supongo que nosotros (refiriéndose al del calzado) mantendremos los mismos metros con los que ahora contamos».

Esteve subraya que «lo primero que se debería hacer es redactar un proyecto técnico donde se expongan los pros y los contras de reunificar los tres museos -el del Calzado, el Arqueológico y el Etnográfico- para así tomar una decisión razonada». La de Ciudadanos comenta que «creo que es una decisión que debería plantear dentro de un modelo de ciudad bien planificado en el que se tuviese en cuenta la opinión no solo de los políticos sino también de los diferentes agentes sociales». Esteve sostiene que «sería interesante diseñar una hoja de ruta que cualquier gobierno municipal la aceptase como propia».

No hay que el olvidar que el edificio adolece de problemas estructurales que ocasionan goteras o un sótano que, cada vez que llueve, se inunda por lo que ha quedado inutilizado. Además, se construyó sin almacenes por lo que los aseos de las plantas superiores se han clausurado y convertido en las zonas donde guardar cajas y cajas de zapatos.

En este sentido, Esteve relata que «hay empresarios y trabajadores dispuestos a cedernos maquinaria y no se la podemos aceptar porque no tenemos espacio para guardarla». Asimismo, insiste en que «aunque la Universidad Nacional a Distancia (UNED) abandone la última planta, no sé cómo se van a ubicar aquí tres museos» y añade que «en la primera entrevista que mantuve como directora con la nueva concejala de Museos, Rosa Vidal, así se lo manifeste».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats