Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elda

El retraso para contratar al conserje de la escuela Santa Infancia llega a los 14 meses

La AMPA advierte del riesgo que corren los alumnos al estar en barracones dentro de un centro de acción educativa singular

Madres y alumnos con pancartas en la escuela infantil Santa Infancia. ÁXEL ÁLVAREZ

La escuela infantil Santa Infancia de Elda lleva un año sin conserje y, en el mejor de los casos, la Generalitat Valenciana no cubrirá la plaza hasta que pasen otros dos meses más. De hecho, este diario ha podido saber que la dirección general de Función Pública no realizará el acto único para cubrir la plaza hasta que pase la Navidad.

Fue en enero de 2019 cuando se jubiló el anterior conserje o auxiliar de mantenimiento del centro y hasta mayo no se cubrió la plaza. Pero la nueva titular primero cogió un permiso por riesgo laboral, ya que está embarazada y desde Educación no contemplaban sustituirla hasta que diera a luz a mediados de noviembre. Así que, antes de que esto sucediera, solicitó el cese voluntario, dejando la plaza vacante cinco semanas después de ocupar el cargo.

Desde entonces la escuela infantil no tiene responsable de mantenimiento. Una carencia que afecta al funcionamiento diario del centro y obliga al equipo educativo a asumir funciones que no le corresponden. «Lo cual es un agravio para el personal -directora, educadoras, limpiadoras pinche de cocina- puesto que no tienen obligación de hacerlo y, gracias a ellas, la actividad funciona con relativa normalidad», denunciaba dos semanas atrás la presidenta de la AMPA, Alejandra Abellán, añadiendo que «estamos ante una situación insostenible puesto que el personal docente y de apoyo no está dispuesto a seguir cumpliendo las funciones de conserje, lo que puede dar lugar a situaciones peligrosas para nuestros hijos».

Los 66 alumnos de 1 y 2 años del Santa Infancia llevan quince años en barracones dentro del patio del colegio de educación infantil Virgen de la Salud, un centro público CAES (Centro de Acción Educativa Singular) por lo que el conserje ha de estar pendiente, en todo momento, de las puertas de acceso para evitar posibles incidentes. Todo ello ha llevado a la Asociación de Madres y Padres a realizar concentraciones de protesta con pancartas en la puerta de la escuela. Una acción reivindicativa que se están planteando realizar todas las semanas si no se da una pronta solución al problema. Las familias afectadas admiten encontrarse desesperadas por esta situación y la plantilla docente está saturada tras tener que asumir las funciones de conserje durante 14 meses. Un largo periodo de tiempo, que no obstante, podría ser incluso más amplio si después de las vacaciones de Navidad tampoco se consigue cubrir la vacante. Desde la Conselleria de Educación se explicó ayer a este diario que la operación corresponde llevarla a cabo a la Conselleria de Administración Pública, por lo que los responsables educativos ya han completado el proceso para solicitar que se adjudique la plaza.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats