Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En el aire la declaración de ruina del cuartel de la Guardia Civil de Elda

Los agentes impiden que los técnicos municipales accedan al edificio municipal al carecer de autorización previa de la Comandancia

El cuartel de la Guardia Civil de Elda mantiene la Intervención de Armas en una sala mientras el resto del edificio lleva décadas cerrado y en avanzado estado de deterioro.

El cuartel de la Guardia Civil de Elda mantiene la Intervención de Armas en una sala mientras el resto del edificio lleva décadas cerrado y en avanzado estado de deterioro. Áxel Álvarez

El informe para declarar el estado de ruina de la casa cuartel de la Guardia Civil de Elda se encuentra bloqueado desde hace más de dos meses por una cuestión burocrática.

Los técnicos de Urbanismo que a mediados de septiembre acudieron al histórico inmueble propiedad municipal no pudieron acceder al interior para inspeccionar sus dependencias. Los agentes de la Guardia Civil les impidieron el paso porque no disponían de autorización por parte de la Comandancia. Una circunstancia que ya se produjo hace año y medio con el mismo resultado. Por eso el equipo de gobierno de Elda ha solicitado la intervención de la subdelegación del Gobierno en Alicante para que autorice la entrada de los técnicos. Máxime tratándose de un inmueble que pertenece al Ayuntamiento y por el que el Ministerio del Interior paga un alquiler simbólico al regir un contrato de renta antigua.

Desde la Guardia Civil se ha señalado, al respecto, que el único requisito que se necesita para entrar al cuartel es haber obtenido el permiso de la Comandancia tras una petición previa. Un sencillo trámite burocrático que, sin embargo, se está retrasando en el tiempo mientras el deterioro de la edificación avanza hacia un punto de no retorno.

Cabe recordar que del enorme edificio de 86 años, que está catalogado como Bien de Relevancia Local, solo se utiliza una pequeña sección de la parte delantera derecha. En unas viejas dependencias se encuentra Intervención de Armas, de cuya gestión y custodia se encargan varios agentes del instituto armado. El resto del inmueble de la céntrica calle Lamberto Amat lleva décadas cerrado y prácticamente sin limpieza ni mantenimiento. Por eso el patio parece una selva, el tejado y los muros se han ido deteriorando con la aparición de grietas y goteras, hay pabellones que se han desplomado, dependencias cerradas por peligro inminente de derrumbe, y en la zona que en la actualidad no alberga ningún tipo de uso campan a sus anchas ratas, cucarachas y todo tipo de insectos que viven entre los excrementos de las decenas de palomas que anidan cada noche en el tejado.

La situación comienza a ser preocupante y, de hecho, en el Ayuntamiento se han vuelto a recibir nuevas quejas por parte de los propietarios de las viviendas colindantes. Pero esta situación no solo afecta a los particulares. También al servicio público de expedición del DNI y pasaportes que se presta en el contiguo edificio de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Futuro

Elda costeó en 1933 la construcción de la Casa Cuartel de la Guardia Civil por un importe de 210.500 pesetas bajo el mandato del alcalde Joaquín Vera Pérez. En 1945 el Ayuntamiento saldó su deuda con los empresarios locales que financiaron la obra, por lo que desde entonces es propietario de pleno derecho. Durante las dos últimas décadas los diferentes equipos de gobierno que han pasado por el Ayuntamiento han planteado numerosas propuestas sobre el futuro del cuartel. En la actualidad los diferentes partidos políticos coinciden en que debería ser recuperado por la ciudad para darle un uso cultural.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats