Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detienen a un masajista de Elda por cometer un presunto abuso sexual sobre tres clientas

Las mujeres denuncian que bajo el pretexto de un masaje relajante les realizó tocamientos en las zonas pectoral y genital

Una persona recibe un masaje en imagen de archivo. Información

La Policía Nacional ha detenido a un masajista de Elda después de que tres clientas -dos hermanas y una amiga- hayan interpuesto una denuncia contra él por un presunto delito de abuso sexual cometido en el intervalo de un mes. Las supuestas víctimas contrataron los servicios del masajista por WhatsApp en sesiones individuales y acudieron al establecimiento, que se encuentra en una céntrica calle de Elda, para recibir un masaje relajante. Sin embargo las tres consideran que el profesional se extralimitó en sus funciones ya que, según denuncian, hubo tocamientos en los pechos y la zona genital. Una de ellas llegó incluso a llamarle la atención cuando estaba en la camilla porque al hombre se le fueron las manos a sus partes íntimas mientras estaba masajeándole el muslo interior. El denunciado le pidió disculpas y le aseguró, a modo de pretexto, que se le habían enganchado los dedos en sus bragas.

Al acabar sus respectivas sesiones dos de las mujeres comentaron extrañadas lo que les había pasado. En ese momento se encontraban confusas por lo que decidieron preguntar a la tercera afectada, que es hermana de una de ellas y reside fuera de Elda. Ésta decidió entonces contar por primera vez su desagradable experiencia. Ocurrió un mes antes pero no quiso comentar ni denunciar los hechos porque se sentía avergonzada y no quería recordarlos. Sin embargo, al ser preguntada por su hermana le explicó que el momento le resultó muy incómodo porque el masajista le tocó los senos e, incluso, llegó a frotar sus genitales sobre sus brazos en varias ocasiones cuando ella estaba tumbada boca arriba.

Según su propio relato, en ese momento no supo reaccionar porque nunca antes le había pasado nada parecido con nadie. Así que cuando acabó la sesión salió rápidamente del establecimiento y nunca más volvió.

El intercambio de información entre las tres presuntas víctimas les llevó a tomar la decisión de personarse un día después en la Comisaría de la Policía Nacional de Elda-Petrer.

Libertad con cargos

Los agentes asignados al caso abrieron una investigación que concluyó con la detención del presunto autor de los abusos sexuales a los dos días de que se presentara la denuncia. El masajista se negó a prestar declaración en la Comisaría para hacerlo únicamente en el Juzgado de Instrucción de Guardia Número 3 de Elda, donde negó haber sometido a tocamientos libidinosos a sus clientas mientras les daba un masaje relajante. Una vez que el juez le tomó manifestación decidió dejarlo en libertad con cargos al carecer de antecedentes, mostrar una actitud colaboradora y tener un domicilio fijo y conocido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats