Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alto y Medio Vinalopó pierde dos millones por el bloqueo de la Diputación al Fondo de Cooperación

Los diputados provinciales socialistas de Elda, Villena y Petrer critican la decisión del PP y Cs porque frena la llegada de inversiones para mejorar la actividad de los ayuntamientos y reforzar los servicios municipales

El pleno del presupuesto.

El pleno del presupuesto.

Los diputados provinciales del PSOE en el Medio y Alto Vinalopó, los alcaldes de Petrer y Villena, Irene Navarro y Fulgencio Cerdán respectivamente, y el primer teniente alcalde de Elda, José Antonio Amat, han denunciado que ambas comarcas van a perder este año más de dos millones de euros «ante la negativa del PP y Ciudadanos, en la Diputación de Alicante, a sumarse al Fondo de Cooperación Municipal puesto en marcha por la Generalitat Valenciana». A través del mismo, el Consell pone a disposición de los ayuntamientos un aporte económico extraordinario para ayudarles, especialmente con el gasto corriente, y que lo puedan utilizar en virtud de sus prioridades.

Los votos contrarios a la aplicación de esta medida por parte del PP y Cs, en el pleno de presupuestos celebrado en la Diputación el pasado 30 de diciembre, ha dejado sin efecto la propuesta del PSPV-PSOE. Por eso la diputada provincial y alcaldesa de Petrer, Irene Navarro, advierte de que la decisión adoptada vuelve a dar la espalda a los municipios de la provincia. «Se nos cierra el grifo de la institución provincial a unos fondos muy necesarios para los ayuntamientos, que nos ayudarían a mejorar el día a día de nuestros municipios y, además, nos permitirían reforzar los servicios que ofrecemos a nuestros vecinos». Y es que, desde el grupo socialista en la Corporación provincial se precisa que la llegada del Fondo de Cooperación Municipal, -del que los municipios de la provincia reciben en su conjunto 13'7 millones de euros de la Generalitat y la Diputación debería destinar la misma cantidad-«dota a las poblaciones de autonomía para destinarlo a las prioridades y necesidades reales de los ayuntamientos, no solo a obras condicionadas, como suelen ser las que promueve la Diputación», destacan.

Por su parte, el diputado provincial y alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, lamenta que tanto PP como Cs den la espalda a los ayuntamientos «y más cuando saben los obstáculos con los que nos enfrentamos por diferentes leyes aplicadas en su día por el gobierno de Rajoy. Leyes como la del techo de gasto» -puntualiza- añadiendo que «si las diputaciones están para ayudar a los municipios, la de Alicante no está en ello».

Por eso Cerdán ha anunciado que desde el grupo del PSOE en la Diputación, junto a los regidores socialistas en los municipios, «vamos a seguir insistiendo en la necesidad de que el PP y Cs dejen de utilizar la Diputación para hacer su guerra a la Generalitat y piense realmente en los vecinos y vecinas de los pueblos». También el diputado provincial y primer teniente alcalde de Elda, José Antonio Amat, ha recordado que el presupuesto recientemente aprobado «es el cuarto desde 2017 en el que la Diputación de Alicante no incluye el Fondo de Cooperación, lo que supone que los pueblos de la provincia y, en concreto de nuestras comarcas del Alto y Medio Vinalopó, suman ya ocho millones de euros que no han llegado durante los últimos cuatro años a los municipios para poder invertirlos, de manera autónoma, tal y como la Generalitat lo hace». En ese sentido, Amat señalaba ayer que «es gracias al Consell, y especialmente al presidente Ximo Puig, a través de quienes estamos recibiendo este tipo de ayuda tan importante para la actividad municipal».

Autonomía

Con esta inyección económica lo que se pretende es que los ayuntamientos ganen en autonomía. De hecho, el dinero obtenido se puede destinar a gastos cotidianos, formación para jóvenes, actividades de mayores, el pago de la factura eléctrica o la contratación de un grupo de teatro. La Generalitat, con el fin de que se aumentara este tipo de fondos, propuso a las Diputaciones que aportaran la misma cantidad que el gobierno autonómico. Es decir, si la Generalitat aporta 13'7 millones de euros en la provincia, la Diputación debe destinar otros 13'7 millones. De este modo las diputaciones ponen el foco en algo que es su competencia fundamental: el servicio a los ayuntamientos.

Desde el año 2017, en el que la Generalitat puso en marcha este plan, los ayuntamientos de la provincia han estado recibiendo 13'7 millones. Pero no han estado percibiendo la misma cantidad por parte de la Diputación. Cada año con una excusa diferente.

Este año, con el estreno de Carlos Mazón y su primer presupuesto de 2020, el PSOE albergaba ciertas esperanzas de que la situación cambiaría. Sin embargo el nuevo presidente ha seguido la línea de su antecesor en el cargo y, junto a los representantes de Ciudadanos, con quien comparte gobierno, ha votado en contra de la propuesta socialista, desoyendo también la petición de la Generalitat para que se sumara al Fondo de Cooperación. A las comarcas del Alto y Medio Vinalopó son aproximadamente dos millones lo que les ha llegado cada año desde 2017. Pero es la mitad de lo que podrían haber recibido de haberse sumado la Diputación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats