San Blas ya está en su ermita. El ciclo se acerca a su fin. A las 12.30 horas clausuró el capitán de los Cristianos, frente a la ermita del patrón y con los entrañables pajes corriendo y danzando, el último festejo de arcabucería de las fiestas de Moros y Cristianos de 2020. Con una emotiva ovación y la "campanica" repicando sin cesar irrumpió la imagen del santo en su plaza a hombros de los Amigos de San Blas.

Capitanías, banderas, damas y reinas recibieron a San Blas en una soleada mañana para asistir al ritual de las "vueltecicas" del santo siguiendo los acordes del Himno de España. Uno de los momentos más emocionantes de la celebración.

Pasadas las 13 horas, bajo un tórrido sol, todas las comparsas desfilaron delante del patrón, por última vez en estas fiestas, para mostrarle su gratitud, respeto y cariño antes de realizar el alegre acompañamiento de sus capitanes hasta las sedes sociales de sus comparsas.