Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Novelda denuncia un nuevo vertido contaminante en el río Vinalopó

La Concejalía de Medio Ambiente pide a la CHJ que investigue si los detergentes proceden de la depuradora de Elda

La espuma que arrastra el Vinalopó se acumulaba ayer en el Chorro del Azud entre Novelda y Monforte. ÁXEL ÁLVAREZ

El río Vinalopó ha sufrido un nuevo episodio de contaminación perceptible a su paso por el término municipal de Novelda. Así lo ha denunciando la Concejalía de Medio Ambiente tras apreciar, de forma periódica, que el río arrastra espuma generada por los detergentes y otros productos tensoactivos que contienen las aguas.

El problema podría tener su origen, presumiblemente, en una deficiente depuración de las aguas residuales vertidas río arriba desde la estación depuradora de aguas residuales de la Mancomunidad Intermunicipal del Valle del Vinalopó, que se encuentra ubicada en la partida eldense de La Jaud y da servicio a los municipios de Elda, Petrer, Monóvar y Sax.

La planta recibe las aguas fecales de 95.000 habitantes y su capacidad de tratamiento puede resultar insuficiente sin un tratamiento terciario eficiente que garantice la ausencia de contaminantes en el efluente vertido al Vinalopó. Precisamente, sus aguas son vertidas al propio cauce del río a tres kilómetros del futuro Paraje Natural Municipal «Dels Clots de la Sal y el Monte de la Mola de Novelda», un enclave que presenta un alto valor ambiental y paisajístico.

La nueva concejal de Medio Ambiente de Novelda, Lourdes Abad Martínez, ha señalado, tras ser consultada por este diario, que «no es entendible como, a día de hoy, siguen llegando estos efluentes con tanta carga contaminante. Algo que es evidente por la gran acumulación de espuma en el río, lo que genera la inquietud y las quejas de los vecinos».

La responsable municipal del área también ha mostrado su extrañeza con la gestión que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) realiza con respecto a esta problemática. «Me llama la atención porque a la Comunidad de Usuarios de Vertidos, que conformamos los municipios de Novelda y Monforte del Cid para la gestión de nuestra depuradora, se nos acaba de revisar la autorización de vertidos por parte de la Confederación, exigiéndonos mejorar al extremo los parámetros del efluente vertido por ser el medio receptor del agua tratada -en este caso también el río Vinalopó- un espacio con alto valor ecológico, sensible y vulnerable. Son, por tanto, unas condiciones que también deberían ser exigidas a los vertidos realizados aguas arriba porque se trata del mismo medio receptor», advierte Lourdes Abad.

El actual equipo de gobierno de Novelda, que lidera el socialista Francisco Martínez, considera el río Vinalopó «un espacio natural fundamental que cruza todo el casco urbano, y en el que todas las administraciones implicadas debemos poner el mayor esfuerzo y los medios necesarios para conservar y mejorar». Cabe recordar, en tal sentido, que el Vinalopó está incluido en el registro de Zona Húmeda, por lo que es considerado una cuenca a proteger al tratarse de un espacio sensible y vulnerable, según la propia legislación autonómica y estatal.

Este diario ya denunció a finales de enero que la recuperación del río lleva más de dos años y medio paralizada tras ser aprobada, por unanimidad, la creación de una mesa de trabajo en las Cortes Valencianas. Una circunstancia que ha llevado a los ecologistas del Observatorio del Vinalopó a criticar al Consell por su «desidia» e instar a la Conselleria de Medio Ambiente a incluir, con urgencia, la mejora del cauce entre las medidas de emergencia climática.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats