Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cabezo de la Sal de Pinoso será Monumento Natural con nueve años de retraso

El Ayuntamiento acordó solicitar la medida en un pleno celebrado en 2011 y Medio Ambiente acaba de aprobar que se inicie el procedimiento

El monte Cabezo de la Sal de Pinoso.

El monte Cabezo de la Sal de Pinoso. INFORMACIÓN

El emblemático monte Cabezo de la Sal será declarado Monumento Natural por el Gobierno valenciano nueve años después de que lo solicitara el Ayuntamiento de Pinoso. Se trata de uno de los mejores ejemplos del continente europeo de diapiro triásico clásico, destacando las formaciones geológicas, principalmente kársticas de cloruro sódico y yeso, cuevas, simas, dolinas y túmulos, además de una interesante variedad de especies minerales. También cuenta con importantes cuevas y cavidades de gran interés geológico y mineralógico, principalmente, por la explotación de las minas de sal gema, destacando, la cueva del Lentisco, la cueva Cristalina o la del Gigante, esta última convertida en un lugar de interés geológico y punto de encuentro para geólogos y naturalistas. Dispone de hábitats vegetales de interés comunitario y alberga una fauna vertebrada e invertebrada exclusiva y con presencia de endemismos de gran valor. Puede afirmarse que constituye uno de los iconos identitarios del paisaje de Pinoso y de la comarca del Medio Vinalopó.

Fue en noviembre de 2011 cuando el tripartito formado por PSOE, Bloc y PSD, con Carlos Esquembre como concejal de Medio Ambiente, aprobó en un pleno la propuesta de solicitar a la Conselleria la declaración de Monumento Natural para el monte Cabezo. El objetivo era preservar un enclave de gran valor para los pinoseros y, al mismo tiempo, evitar que se ubicará en sus entrañas una reserva de petróleo que contemplaba la instalación de enormes depósitos subterráneos. Un proyecto que, no obstante, fue finalmente descartado en 2016. Precisamente en abril de ese mismo año la comisión de Medio Ambiente de las Cortes Valencianas aprobó la petición del Ayuntamiento, por lo que estaba previsto que la declaración se hiciera efectiva antes de 2017.

El alcalde de Pinoso, Lázaro Azorín, calificó la noticia como un reconocimiento al trabajo realizado durante muchos años y al enorme valor geológico, botánico y cultural que posee el Cabezo. «Era un compromiso que tenía con la ciudadanía», señaló entonces recordando que «en 2011 entramos a gobernar en el mes de junio y a los seis meses ya habíamos iniciado los trámites». También explicó que durante el gobierno del PP en el Consell, tanto él como los ediles que estuvieron al frente del Área de Medio Ambiente de Pinoso, realizaron muchos viajes a València para poder disponer de esta figura de protección».

La normativa considera Monumentos Naturales solo aquellos espacios o elementos de la naturaleza constituidos por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza que merecen ser objeto de una protección especial. En la provincia el único precedente son Los Arcos de Castell de Castells, que obtuvieron esta misma declaración de protección en junio de 2017. En estos espacios no se permite ninguna actividad que ponga en peligro la conservación de los valores que motivaron el expediente. Precisamente, hace unas semanas se ha producido una encendida controversia entre los grupos ecologistas, la Conselleria de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Pinoso por haberse autorizado la realización de una prueba de orientación con un millar de participantes recorriendo el Cabezo de la Sal. Con la orden que acaba de emitir la Conselleria tal carrera podría no haberse disputado porque, hasta la aprobación definitiva del decreto de declaración, la normativa establece un régimen de protección preventiva con carácter cautelar para evitar el deterioro de los valores objeto de protección.

No obstante, tal y como indica de forma expresa la ley, la gestión y conservación «puede aplicarse a ambientes significativos por la relación armoniosa entre la actividad humana y el ambiente físico, propugnando el uso sostenible de los recursos naturales, incluyendo en este concepto la función social derivada del estudio y el goce ordenado de los valores ambientales y culturales».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats