Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Una firma de Sax cambia la fabricación de sillines de bicicleta por mascarillas contra el coronavirus

Las empresas se adaptan a los nuevos tiempos y modistas de Petrer dejan de coser trajes de Moros y Cristianos, tras suspenderse las fiestas de este año, para confeccionar batas quirúrgicas

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La crisis del coronavirus ha obligado a empresas y profesionales de la provincia a reinventarse para sobrevivir. Dos de los ejemplos más llamativos durante estos días los encontramos en Sax y Petrer, con la producción de mascarillas homologadas de uso dual y batas quirúrgicas para prevenir contagios.

En la villa sajeña una pyme dedicada durante diez años a la fabricación de sillines de bicicleta ha puesto en marcha, en un tiempo récord, una nueva línea de trabajo para elaborar mascarillas certificadas de protección dual frente al Covid-19. De los 2.000 sillines que Duo-Sax fabricaba al mes para clientes de España y del extranjero -Israel y países nórdicos principalmente- se ha pasado a comercializar 5.000 mascarillas al día. Una producción que según ha explicado el responsable de la firma, Joaquín Gil Ramos, se multiplicará hasta alcanzar las 50.000 unidades diarias en el plazo de tres semanas.

Pero no ha sido un proceso fácil ni económico. La inversión inicial supera los 25.000 euros y ha sido necesario adquirir nueva maquinaria y pasar todos los controles de Aitex. De este modo se ha podido obtener la certificación que garantiza el uso de una mascarilla que protege del contagio tanto al que la lleva como a las personas del entorno próximo. Las instalaciones han sido sometidas a un exhaustivo tratamiento de desinfección, desinsectación, desratización y eliminación de virus y bacterias, mientras los trabajadores se han tenido que formar para cumplir un estricto protocolo higiénico-sanitario que incluye el uso de EPI, equipos de protección individual.

La empresa ya ha comenzado a distribuir el producto en farmacias, peluquerías, salones de belleza y talleres de mecánica además de activar la venta online para particulares. La avalancha de pedidos de los últimos días le ha llevado a triplicar la plantilla y trabajar de forma continuada en tres turnos. "Pero nuestra intención es seguir fabricando este tipo de artículos, manteniendo nuestra línea productiva de sillines, cuando consigamos superar la pandemia. Por eso continuamos realizando ensayos de tejido y diseño para comercializar las mascarillas cuando logremos recuperar la normalidad", ha indicado Gil Ramos, jefe de desarrollo de productos de Duo-Sax.

En el caso de Petrer la suspensión de los Moros y Cristianos por la pandemia ha hecho que modistas y un diseñador de trajes de fiestas hayan girado su mirada hacia la confección de batas quirúrgicas para hospitales y centros sanitarios de toda España. La actividad ha nacido con un espíritu solidario pero lleva camino de convertirse en un negocio temporal hasta que todo vuelva a la nueva normalidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats