Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Límite de aforo y medidas de higiene en la reapertura de los dos mercadillos de Elda

Un centenar de puestos recuperan este sábado su actividad en la calle Jaime Balmes y en el barrio San Francisco. Solo podrán instalar los comerciantes que estén al corriente del pago

El Ayuntamiento de Elda reabre mañana los dos mercadillos municipales de la ciudad, el de San Francisco y el de Santa Bárbara, estrenando, en este caso, su nueva ubicación provisional en la calle Jaime Balmes, donde gozará del espacio necesario para cumplir con todos los protocolos de seguridad e higiene requeridos para la reanudación de esta actividad comercial tras el covid-19.

El mercadillo de Santa Bárbara, incluido el ubicado junto al Mercado Central, se instala provisionalmente en la calle Jaime Balmes, con modificaciones en la distribución de puestos y dimensiones de los mismos. El mercadillo de San Francisco de Salas, incluido el mercadillo de frutas y verduras de los sábados, se ubica en su emplazamiento habitual, con modificaciones en la distribución de puestos, dimensiones de los mismos y periodicidad. Provisionalmente los puestos de venta de frutas y verduras deberán instalarse a la mitad en sábados alternos.

Las medidas sanitarias y de seguridad son las siguientes:

Limitación de los puestos habituales o autorizados.Limitación de la afluencia de clientes de manera que se asegure el mantenimiento de la distancia social de dos metros.Obligatorio el uso de mascarillas para mayores de 6 años, excepto en aquellos casos en que la normativa les exima de su cumplimiento.Los puestos de venta estarán separados por una vía de tránsito. La separación lateral entre los puestos contiguos se realizará mediante la instalación de materiales que a modo de barrera garanticen una protección, estos materiales deben ser de fácil limpieza, ejemplo lonas lavables.La distancia entre los puestos de los mercados al aire libre o de venta no sedentaria en la vía pública y los consumidores será de dos metros en todo momento.Se deberá señalar de forma clara la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre clientes, con marcas en el suelo, o mediante el uso de balizas, cartelería y señalización para aquellos casos en los que sea posible la atención individualizada de más de un cliente al mismo tiempo, que no podrá realizarse de manera simultánea por el mismo trabajador.Se deberá poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.Los puestos de venta serán limpiados y desinfectados con frecuencia.En aquellos puestos que se permita la venta en régimen de autoservicio, deberá prestar el servicio un trabajador del puesto, con el fin de evitar la manipulación directa de los productos por parte de los clientes.No se podrá poner a disposición de los clientes productos de prueba no destinados a la venta como cosméticos, productos de perfumería, y similares que impliquen manipulación directa por sucesivos clientes.En caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes que sea facilitada a otros clientes. Esta medida será también aplicable a las devoluciones de prendas que realicen los clientes.No se deberá permitir que la clientela toque las prendas hasta que el vendedor le facilite gel hidroalcohólico o guantes desechables.Se garantizará la vigilancia del espacio donde se celebre el mercado durante el horario de funcionamiento, para el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, así como para evitar aglomeraciones.

El horario será de 8.00 a 14.00 horas y las labores de carga y descarga se desarrollarán fuera del citado horario (de 6.00 a 8.00 horas y de 14.00 a 16.00 horas). De manera excepcional, para el mercadillos de frutas y verduras de San Francisco de Sales los sábados el horario de montaje será de 5.00 a 8.00 horas.

Para retomar su actividad, los comerciantes de los mercadillos han presentado una declaración responsable del cumplimiento de todas las normas y han demostrado estar al corriente en el pago de las tasas de mercadillos, ya que sólo se instalarán los que estén dentro de la legalidad.

La edil de Comercio y Mercados, Sarah López, ha asegurado que "quienes vayan a montar en Elda tendrán todos los papeles en regla". López ha afirmado que había una necesidad de regular definitivamente esta venta y que "es el momento de dignificar el mercadillo".

Además, la concejala de Comercio y Mercados ha destacado el arduo trabajo realizado con los técnicos municipales para garantizar la seguridad de comerciantes y clientes, control de aforos, medidas de higiene y distancias en el mercadillo de Virgen de la Cabeza: "Se permitirá la entrada a 368 personas y no habrán puestos en calles adyacentes, centrándose todo en Jaime Balmes con un circuito de entrada y salida".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats