Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villena

Invertirán 30 millones en adaptar la planta de residuos de Villena a las exigencias de la UE

Los 14 municipios del Vinalopó y l'Alcoià integrados en el Consorcio Crea amortizarán el coste de la obra con el canon de uso durante 20 años

Recinto exterior de la planta de tratamiento de residuos de Villena que gestiona el Consorcio Crea.

Recinto exterior de la planta de tratamiento de residuos de Villena que gestiona el Consorcio Crea. ÁXEL ÁLVAREZ

El Consorcio Crea, responsable de gestionar los residuos de 14 municipios de las comarcas del Alto y Medio Vinalopó, Foia de Castalla y l'Alcoià, invertirá 30 millones de euros en la renovación integral de su planta de tratamiento ubicada en Villena para ajustarse a la normativa de la UE.

El proceso de actualización de las instalaciones durará dos años -de 2021 a 2023- y la inversión será amortizada en dos décadas a través de canon de uso que pagan los municipios integrados en el Consorcio Crea, que son Banyeres de Mariola, Beneixama, Biar, Campo de Mirra, Cañada, Castalla, Elda, Monóvar, Onil, Petrer, Pinoso, Salinas, Sax y Villena, así como con las aportaciones de la Diputación y la Generalitat. Cabe recordar que la planta recibe actualmente 65.000 toneladas anuales de residuos procedentes, en su mayor parte, del contenedor gris.

El proyecto de mejora integral, que la Junta General del Consorcio Crea aprobó ayer por unanimidad, tiene por finalidad la equipación de la planta con las mejores técnicas disponibles para mejorar el tratamiento de los residuos e incrementar la recuperación de productos. Todo ello es necesario para ajustarse a los objetivos cada vez más exigentes que establece la Unión Europea y que, de no cumplirse, conllevaría importantes sanciones. En 2030, el vertedero sólo podrá recibir un 10% de los residuos generados en los hogares de su área de influencia. El resto deberá destinarse a reciclaje y a la elaboración de compost. De hecho, varios ayuntamientos de la zona ya están avanzando en la implantación de la recogida selectiva de residuos orgánicos, por lo que la planta ha de estar preparada para su correcto tratamiento, generando un compost de calidad para utilizarse como abono.

Con la instalación de equipamiento de última generación -electroimanes, separadores de inducción, balísticos y ópticos entre otros sistemas- la planta de Villena estará en condiciones de recuperar una mayor cantidad de subproductos que podrán ser reciclados, lo que contribuirá a obtener recursos de los propios residuos y favorecerá un enfoque de economía circular. Entre otras mejoras se va a crear una línea de tratamiento diferenciado de los residuos orgánicos. El presidente del Consorcio y alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, ha advertido de que «a pesar de que dispondremos de una de las plantas más modernas de la Comunidad Valenciana, los objetivos europeos solo se conseguirán si todos estamos implicados en la reducción, reutilización y reciclaje de residuos mediante los contenedores de recogida selectiva y el uso de los ecoparques fijos y móviles».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats