El Ayuntamiento de Elda se prepara para celebrar la festividad de Todos los Santos en un año muy especial y sentido para los vecinos y vecinas de la ciudad. Las medidas sanitarias más restrictivas con las que se combatió el avance del covid-19 obligaron a celebrar los velatorios e inhumaciones sin apenas familiares, por lo que para esta ocasión se ha querido dotar de un mayor significado la visita a los fallecidos el próximo 1 de noviembre.

En ese sentido, se ha establecido un horario especial para ambos cementerios, tanto el de Santa Bárbara como el de Virgen de los Dolores, para que todos los familiares y allegados puedan realizar los preparativos previos y rendir las pertinentes visitas sin aglomeraciones. Por ello, desde el próximo viernes 23 de octubre hasta el 1 de noviembre ambos camposantos permanecerán abiertos de 9 a 19 horas de manera ininterrumpida, además de contar con vigilantes de seguridad que se encargarán de controlar el aforo máximo establecido para ambos recintos de 400 personas.

Del mismo modo, se habilitarán entradas y salidas diferenciadas para que no se produzcan encuentros cara a cara a la hora de acceder o salir de los cementerios, donde el periodo máximo de estancia será de una hora y media, y se pondrán dispensadores de hidrogel automáticos para que los y las eldenses puedan higienizar sus manos a la entrada. Del mismo modo, también se pondrán a disposición de los usuarios guantes desechables de uso obligatorio para la utilización de elementos comunes como escaleras y regaderas.

Además, en el cementerio de la Virgen de los Dolores se ha habilitado la entrada lateral para el acceso con vehículos, estando disponible un aparcamiento en el interior separado de la zona de acceso peatonal, para evitar también percances entre vehículos y peatones por el interior del recinto.

Responsabilidad frente al virus

La festividad de Todos los Santos en el presente año tiene un significado especial, y somos conscientes de la relevancia y la importancia de este día para todas aquellas familias que, lamentablemente, han perdido a algún familiar o ser querido por culpa de la pandemia del covid-19”, ha señalado el edil de Servicios Públicos Sostenibles, José Antonio Amat, quien ha apelado a la responsabilidad individual de los vecinos y vecinas de Elda: “Debemos respetar todas las medidas y recomendaciones que se han puesto en marcha por el Ayuntamiento de Elda para tratar de frenar la incidencia del virus en nuestra ciudad, como es el uso obligatorio de mascarillas, la higiene constante de las manos y la distancia de seguridad”.

En cuanto a la preparación de los cementerios, cabe destacar que se colocarán nuevos adornos florales en los accesos de ambos camposantos, mientras que en el cementerio de Santa Bárbara también se está procediendo al pintado de la fachada interna, trabajos que se suman a los ya realizados sobre la reparación e impermeabilización del muro perimetral y los nichos anexos, así como el rellenado de algunas acequias que suponían un riesgo para las personas mayores. Por su parte, en el cementerio de Virgen de los Dolores se ha finalizado la construcción de 60 nuevos nichos que ya están siendo utilizados en las últimas inhumaciones.