El Ayuntamiento de Pinoso ha abierto una investigación por la muerte de un gato mientras lo arrastraban con una bicicleta atado del cuello con una cuerda. El hecho denunciado por el colectivo Gatets Sense Llar del Pinós ha sido condenado por el alcalde Lázaro Azorín, la concejalía de Medio Ambiente, el equipo de gobierno local y Proyecto CES. Todos ellos han mostrado su "absoluta repulsa por el maltrato y ahorcamiento del animal" y el primer edil ha pedido la máxima colaboración ciudadana para identificar a los responsables.

"El maltrato animal es un delito y esta acción nos produce consternación y rechazo. Además -advierte Azorín- cuando el maltrato produce la muerte del animal la pena de prisión puede alcanzar hasta los 18 meses".

Desde Gatets Sense Llar del Pinós se lamentaba ayer que el felino hubiera sido el "pasatiempo de unos críos durante el fin de semana. No tenían otra motivación que atar una soga al cuello de este pobre gato dócil y ahogarlo mientras corrían con él atado a sus bicicletas....¿Podéis imaginar el miedo, la agonía, el dolor que tuvo que pasar y el miedo y sufrimiento a manos de unos mañacos sádicos? No tenemos palabras pero pedimos que se haga justicia y que pillen a estos maltratadores en potencia...", se subraya desde la asociación protectora.