30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía combate la fiebre de la marihuana en Elda con 14 detenidos en medio año

La Comisaría se incauta de 4.000 plantas de cannabis en siete operaciones - El alto beneficio y la baja condena propician el «boom» de las plantaciones

Una de las plantaciones de marihuana desmanteladas en Elda por la Policía Nacional.

Una de las plantaciones de marihuana desmanteladas en Elda por la Policía Nacional.

La proliferación de plantaciones de marihuana en Elda y Petrer está teniendo una contundente respuesta policial. Desde el pasado mes de septiembre, desde la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Elda-Petrer se han realizado siete operaciones que se han saldado con 14 detenidos, 4.000 plantas de cannabis intervenidas y 28 kilos de marihuana listos para su venta.

En los últimos años los cultivos indoor de «maría» se han extendido exponencialmente en la conurbación de casi 90.000 habitantes que forman ambas ciudades. La razón es bien sencilla. Las bandas obtienen un alto beneficio económico por la venta de la droga pero, si son desarticuladas, sus miembros se enfrentan a condenas muy ligeras. Todo lo contrario de lo que ocurren con el tráfico de cocaína, heroína y las nuevas drogas de diseño. A ello cabe añadir que los «agricultores de maría» no tienen apenas gasto porque suelen engancharse ilegalmente al fluido eléctrico para mantener los sistemas de iluminación y climatización necesarios para garantizar un buen desarrollo de las plantas. Y ello con el lucrativo fin de obtener el mayor número de cosechas en el mismo año. Además, la inversión necesaria para montar estos cultivos ilegales tampoco es demasiado elevada. Factores que están propiciando el «boom» del cultivo de marihuana en la capital del Medio Vinalopó.

Las seis operaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional en el último medio año se han llevado a cabo en viviendas, locales o naves ubicadas en las calles Pablo Iglesias, Maigmó, Virgen de la Salud, León, Ginebra y partida La Jaud, entre otras. La de mayor envergadura se produjo en la calle Ginebra con la aprehensión de 2.000 plantas y 28 kilos envasados. En el resto de intervenciones los agentes han encontrado entre 170 y 800 plantas de gran porte.

El principal problema al que se enfrentan las bandas de la marihuana es encontrar el lugar adecuado para camuflar su actividad sin levantar sospechas ni que el intenso olor que desprende termine delatándoles. Décadas atrás solían ocultar sus plantaciones en casas de campo y fincas recónditas del término rural. Pero en los últimos años se está extendiendo el uso de antiguas fábricas de calzado cerradas o cuartelillos festeros que alquilan en pleno casco urbano. Precisamente, tal y como este diario adelantó a finales del pasado mes de febrero, la Policía Nacional detuvo a cuatro hombres de entre 31 y 80 años, tras descubrir más de 500 plantas de marihuana en el interior de una nave industrial semiabandonada, que había albergado una empresa de zapatos de tamaño medio.

La intervención se llevó a cabo en La Jaud, en las inmediaciones de la depuradora, después de que los agentes abrieran una investigación al detectar la actividad clandestina. El inmueble lo rondaban casi a diario varias personas que intentaban pasar desapercibidas. Para ello ocultaban sus vehículos y acudían a horas intempestivas. Sin embargo, los policías observaron en la nave varios compresores de aire de reciente instalación y detectaron un fuerte olor a marihuana.

En marzo de 2019 este diario también publicó que la empresa de Elda donde se fabricó la sandalia del millón de dólares, que la actriz mexicana Laura Elena Harring lució en 2002 en la alfombra roja de los Óscar se convirtió, once años después de cerrar en una sofisticada plantación de marihuana.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats