Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prisión para un atracador que intentó morder a dos policías en Elda

El detenido también quiso tirarles una silla y darles un cabezazo cuando le llevaban al calabozo

La Comisaría de la Policía Nacional de Elda-Petrer donde se produjo el incidente.

La Comisaría de la Policía Nacional de Elda-Petrer donde se produjo el incidente.

La Audiencia de Alicante ha confirmado la pena de cuatro años y medio de prisión impuesta por el Juzgado Número 2 de Elda a un delincuente multirreincidente que atracó un taller mecánico y posteriormente, una vez detenido y trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional de Elda-Petrer, intentó agredir con una silla, mordiscos y cabezazos a los agentes que trataban de conducirlo al calabozo.

Los hechos se remontan a finales de julio de 2020 cuando el condenado, que es drogodependiente, accedió a un conocido taller de Elda para atracar a su propietario. Se dirigió a él con gestos amenazantes y le advirtió que iba a «cortarle el cuello» si no le daba dinero. Se inició entonces un forcejeo a puñetazos entre ambos hasta que logró apoderarse de un bote con monedas que había en el mostrador del establecimiento. Eran solo 7,80 euros. Pero el ladrón salió huyendo con el botín mientras la víctima denunciaba lo ocurrido. El asalto se produjo a las 12.30 horas y sobre las 15 horas una patrulla de la Policía Nacional ya había detenido al autor y lo había trasladado a la Comisaría, recuperando asimismo todas las monedas.

Cuando los agentes comunicaron al detenido que lo llevarían al calabozo hasta que fuera citado por el juez de guardia se mostró muy agitado. Se opuso tenazmente a la actuación policial y entró en cólera. Tal es así que, según consta en la sentencia, lanzó un cabezazo sobre uno de los policías y cogió una silla para golpear al otro, al que también intentó morder. Ambos lograron esquivar sus ataques y pudieron finalmente reducirlo con gran esfuerzo pero sin resultar heridos.

Los hechos fueron vistos por el Juzgado Número 2 de Elda y en la sentencia se condenó al detenido a cuatro años de prisión por un delito de robo con violencia o intimidación a las personas en local abierto al público. El juez le aplicó la agravante de multirreincidencia y la atenuante de drogadicción. Una pena a la que se sumaron otros seis meses más de prisión como autor de un delito de atentado a la autoridad con las mismas agravante y atenuante. Contra esta sentencia se presentó recurso ante la Audiencia de Alicante alegando el letrado del acusado un error en la apreciación de la prueba, una indebida aplicación del artículo 242.2 del Código Penal y una infracción del artículo 66-5 donde se define la multirreincidencia. Sin embargo todo ello ha sido desestimado por la Audiencia al considerar los magistrados que «la pena impuesta ha sido correctamente razonada en la sentencia, debiendo tenerse en cuenta que «pese a la escasa cuantía de lo sustraído y la apreciación de la circunstancia atenuante de drogadicción, el artículo 66 1-5 permite aplicar la pena superior en grado, sin que se haya hecho uso de dicha facultad por el juez de primera instancia, siendo adecuada la pena impuesta y no debiendo concederse mayor valor atenuatorio a la circunstancia de drogadicción por los motivos expuestos». De hecho, en los informes médicos de asistencia, «no consta que el acusado se hallara con sus facultades intelectivas y volitivas gravemente afectadas por su drogodependencia». En suma, cuatro años y medio de cárcel para un delincuente con múltiples antecedentes penales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats