Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El granizo ocasiona pérdidas de 1,5 millones en la uva de mesa del Vinalopó

El pedrisco caído en apenas veinte minutos arrasa un centenar de hectáreas de viña en La Romana y la pedanía monovera de La Romaneta - Las predicciones meteorológicas advierten de la persistencia de la inestabilidad en la provincia todo abril

El pedrisco caído en La Romana también ha destrozado las mallas que protegen a los parrales de uva de mesa del Vinalopó. | ÁXEL ÁLVAREZ

El pedrisco caído en La Romana también ha destrozado las mallas que protegen a los parrales de uva de mesa del Vinalopó. | ÁXEL ÁLVAREZ

El granizo caído en La Romana y en la pedanía monovera de La Romaneta ha ocasionado cuantiosos daños en los cultivos de la uva de mesa del Vinalopó. Tras las primeras valoraciones realizadas a pie de campo, tanto por los agricultores como por el sindicato Asaja, las pérdidas económicas se sitúan en 1,5 millones de euros sin contar las infraestructuras arrasadas. El pedrisco ha afectado a un centenar de hectáreas de uva. Principalmente de la variedad Aledo y en menor medida Red Globe. Son dos millones de kilos que se pierden para la próxima campaña. De la superficie donde se centralizaron las precipitaciones en forma de hielo, una franja de kilómetro y medio, el 80% ha sufrido pérdidas en la totalidad de la cosecha.

La localidad de La Romana se ha llevado la peor parte. Sobre todo los parajes Canicios, Beltranes, Palaus y Falcones. Fueron apenas veinte minutos en los que se recogieron 20 litros por metro cuadrado pero el 80% en forma de granizo de calibre mediano. Eulogio Beltrá es uno de los agricultores afectados: «la cosecha la tengo completamente perdida y la infraestructura -pivotes y mallas de protección del parral- también se ha ido al suelo entera y habrá que montarla otra vez», indicaba a este diario mientras inspeccionaba la finca a la espera de la visita del perito de Agroseguro. «Yo estaba en la finca cuando vi la nube lo fea que venía y me fui corriendo para que no me atrapara», explicó. Fueron lluvias muy irregulares y locales que registraron 20 mm en La Romana, 19 mm en Salinas, 18 mm Villena, 15 mm en La Romaneta, 6 mm Elda y Monóvar y 3 mm en Novelda y Aspe.

El responsable de Asaja en el Medio Vinalopó, Pedro Rubira, también acudió el miércoles a La Romana para supervisar los destrozos. Él ya advirtió a finales de enero que 2021 era «año de piedra» y aconsejó a los agricultores de la zona que aseguraran sus cosechas. «Esto es cíclico y esta campaña tocaba granizo. Espero equivocarme pero es muy probable que todavía tengamos que soportar más adversidades de este tipo. No obstante -ha querido matizar- el mejor momento para que ocurra es ahora, cuando se está comenzando el cultivo en las viñas después de la poda».

Un agricultor mostrando el granizo en su finca de uva arrasada por el paso de la tormenta. | ÁXEL ÁLVAREZ

No va Rubira muy desencaminado en sus pronósticos meteorológicos. La información que maneja MeteoVinalopó anuncia para lo que resta del mes de abril tiempo inestable en la vertiente mediterránea. «Todo apunta a que hasta final de mes la inestabilidad será evidente en nuestra provincia», señala Lluís Francés, el hombre del tiempo comarcal y presidente de MeteoVinalopó, añadiendo que llevamos, desde que empezó la segunda quincena de abril, con situaciones de lluvias y tormentas que se presentan con mayor virulencia en el interior de la provincia, «algo normal y común para esta época del año», puntualiza el experto. Para este jueves se esperan precipitaciones persistentes y acompañadas de tormenta, aunque de cara a la segunda parte del día los índices de energía en la vertical se acentuarán, por lo que las tormentas podrían ser de mayor magnitud y trasladarse a prácticamente toda la provincia de Alicante, con menor fuerza en zonas litorales y prelitorales, sin descartar que se activen avisos debido a fuertes tormentas por parte de AEMET.

Daños en almendros, frutales, cítricos y uva de vinificación

En el conjunto de la Comunidad Valenciana el cultivo del almendro también se ha visto muy perjudicado, seguido de los cítricos y, en menor medida, del olivar, la uva de vinificación y los frutales. La Unió ha estimado los daños en 2.000 hectáreas de cultivo de Alicante y Valencia, con unas pérdidas iniciales de 4 millones. En La Romana, por ejemplo, hay una finca de albaricoques cuya cosecha se perdió el martes por efecto del granizo cuando estaba a punto de recogerse.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats