Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buscan con un georradar los 13 refugios de la Guerra Civil en Novelda

Los trabajos se están desarrollando cerca de las dos fábricas de armamento de la localidad

El georradar operando en la zona de la Glorieta.

El georradar operando en la zona de la Glorieta.

Los trabajos para localizar los 13 refugios antiaéreos de Novelda han comenzado con el uso de un georradar multicanal que está recorriendo las zonas del casco urbano donde se tiene constancia de la existencia de vestigios subterráneos de la Guerra Civil. Las tareas han comenzado este lunes en las inmediaciones de la Glorieta pero continuarán el martes en el entorno del mercado, la ermita de San Felipe y la plaza de España. Lugares en cuyas inmediaciones se encontraban dos fábricas de guerra que abastecían al ejército republicano y que fueron muy activas durante la contienda.

La iniciativa promovida por la concejalía de Memoria Democrática, el Museo Histórico-Artístico y el Archivo Municipal de Novelda cuenta con una subvención de la Conselleria de Cooperación y Calidad Democrática. El equipo de geodetección dirigido por Lázaro Lagostena, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Cádiz, se está encargando de la investigación con el apoyo técnico de la empresa Arquealia S.L. Patrimonio Cultural.

Una vez reunidos todos los datos del estudio de campo por geolocalización, los expertos tendrán que analizarlos con detenimiento antes de emitir un informe que será remitido al Ayuntamiento en un mes y medio. De este modo se podrá conocer la ubicación de los refugios, su estado de conservación y su acceso original.

Tal y como este diario publicó el pasado 11 de marzo, este municipio del Medio Vinalopó cuenta con al menos trece refugios antiaéreos documentados.

La construcción se inició a partir de mayo de 1938 a medida que el frente se desplazaba hacia el Levante y Teruel. De los 13 refugios sólo se conservan dos planos en el Archivo Municipal y destaca el emplazado en la actual Glorieta donde también se instaló, en la azotea de un edificio próximo, una ametralladora antiaérea y una alarma. Los 11 refugios restantes están documentados pero requieren de una ardua labor de localización e identificación salvo el que apareció años atrás en la plaza de España durante unas excavaciones arqueológicas próximas al Ayuntamiento. Suman un total de superficie construida de 1.913 metros cuadrados con capacidad para 15.355 personas.

En aquellos años la población de Novelda rondaba los 9.000 habitantes pero albergó gran cantidad de evacuados y refugiados del frente bélico además de la mano de obra de sus dos fábricas de armas. Tanto la concejala de Memoria Democrática, Mado Abad, como el alcalde Fran Martínez han destacado la relevancia de los trabajos iniciados para «poder reconstruir una parte esencial en la historia de nuestra ciudad».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats