Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura reconoce la excelencia del Servicio Arqueológico de Petrer

La conselleria solo ha otorgado este grado técnico en la Comunidad Valenciana a los Ayuntamientos de La Vila Joiosa, València y Gandía

Las excavaciones arqueológicas realizadas en el edificio cultural de Petrer. | INFORMACIÓN

Las excavaciones arqueológicas realizadas en el edificio cultural de Petrer. | INFORMACIÓN

El Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Petrer ha conseguido el reconocimiento por parte de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana. Pasa a convertirse, por tanto, en el cuarto de la Comunidad Valenciana y el segundo de la provincia de Alicante en contar con este grado técnico que, de momento, solo han logrado Gandía, La Vila Joiosa y València. Es uno de los temas destacados con motivo del inicio de la celebración -este jueves- del Día Internacional de los Museos, que en 2021 va a girar en torno al «Territorio de Bitrir-Petrer en los siglos X-XV». Se trata de un proyecto de investigación histórica, que se está desarrollando con prospecciones en el entorno de la desaparecida alquería medieval de Puça, y del que el equipo director informará el próximo viernes, a las 20 horas, en el Espai Blanc. Una actividad que se complementará al día siguiente con visitas guiadas a Puça, donde el equipo de investigación mostrará, en grupos reducidos, el yacimiento donde estaban los restos arqueológicos recuperados.

En este sentido cabe destacar que el nuevo grado técnico alcanzado por el Servicio Arqueológico Municipal pone de manifiesto la apuesta por la catalogación y difusión del amplio patrimonio histórico de Petrer, que cuenta con una decena de áreas de vigilancia arqueológica, 16 yacimientos y 35 edificios protegidos como Bien de Relevancia Local.

El reconocimiento obtenido supone una regulación normativa de las funciones de arqueólogo municipal y una mayor coordinación entre la Administración autonómica y municipal. Además, según ha explicado Fernando Portillo, concejal de Cultura y Patrimonio, «va a permitir simplificar y agilizar los trámites para aquellos vecinos que tengan que realizar obras en zonas de vigilancia arqueológica, contando, además, con el seguimiento y el asesoramiento directo de los técnicos de este servicio municipal». Esta situación, que se da en diferente puntos de la localidad, es especialmente recurrente cuando se llevan a cabo reformas u obras nuevas en el núcleo histórico.

Además, el Servicio de Arqueología desempeñará funciones de supervisión de la redacción y actualización del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos. Eso permitirá a los técnicos municipales del área proponer la inclusión o exclusión en el documento de determinados ámbitos de protección arqueológica, entendiendo que tienen un alto grado de conocimiento de la realidad patrimonial de la ciudad. También podrán supervisar, e incluso dirigir, las actuaciones promovidas por el Ayuntamiento que requieran cautelas arqueológicas.

El Servicio elaborará estudios previos y podrá emitir informes. De esta forma, el Ayuntamiento se convierte en la primera instancia a la que acude la ciudadanía para obtener información y para poder solicitar la preceptiva autorización en materia arqueológica a la conselleria. Además, deberá informar sobre las licencias de obra en ámbitos de afección arqueológica y formará parte de los órganos municipales que intervengan en cuestiones relacionadas con el patrimonio histórico. «Así se generará mayor seguridad jurídica para las personas o entidades que promueven obras, ya que tendrán información sobre las cautelas arqueológicas a tener en cuenta», ha puntualizado Portillo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats