Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La antigua sede de CC OO y CNT en Elda sigue sin demolerse tras 15 años en ruina

El edificio sufre daños estructurales irreversibles desde 2006 y el Ministerio de Trabajo lo vendió en subasta pública a una constructora que quebró antes del derribo - El inmueble comienza a dar síntomas de inestabilidad en pleno centro urbano

El edificio que albergó las sedes de la CNT y CC OO en Elda se halla a escasos metros de la plaza Sagasta y de la oficina de Correos. | ÁXEL ÁLVAREZ

El edificio que albergó las sedes de la CNT y CC OO en Elda se halla a escasos metros de la plaza Sagasta y de la oficina de Correos. | ÁXEL ÁLVAREZ

Quince años después de que los técnicos municipales declarasen su estado de ruina, el histórico edificio de la CNT y CC OO ubicado en el número 11 de la calle Menéndez Pelayo de Elda sigue peligrosamente en pie a la espera de ser demolido. El céntrico inmueble se construyó en la década de los años 60 y albergó la sede del Sindicato Vertical durante la dictadura franquista. Llegada la democracia, y adquiriendo su propiedad el Ministerio de Trabajo, sus instalaciones se cedieron a CC OO, USO y CNT. Pero en la última etapa se repartían sus cuatro alturas únicamente Comisiones Obreras y la Confederación Nacional del Trabajo, mientras en el local bajo se encontraba el bar restaurante La Torre, cuyo inquilino pagaba las cuotas mensuales a la subdirección general de Patrimonio Sindical.

Pero en septiembre de 2006 el negocio tuvo que cerrar sus puertas de un día para otro y los representantes de ambos sindicatos abandonar las instalaciones a marchas forzadas. Había peligro de derrumbe inminente. Los técnicos detectaron importantes daños estructurales por la presencia de «carbonosis» en los pilares que amenazaban con colapsar. Las posteriores catas confirmaron los peores pronósticos. El hierro de las armaduras presentaba un grado tal de oxidación que había producido fisuras en el hormigón. Frente a este diagnóstico técnico el Ayuntamiento de Elda emitió un expediente de declaración de ruina urgente, que llevaba aparejada la obligación de demoler la histórica sede sindical.

El Ministerio decidió entonces subastar el bien, únicamente el solar porque el inmueble era irrecuperable, por un precio de partida de 492.021 euros. Los fondos obtenidos iban a tener por destino adquirir una nueva sede para ambas organizaciones sindicales. Al tratarse de Patrimonio Sindical Acumulado de titularidad estatal, las direcciones de los dos sindicatos sólo iban a tener que hacerse cargo de sufragar los impuestos y los gastos de mantenimiento, tal y como venían haciendo.

Segipsa, la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio, emitió en el año 2007 el pliego de las bases que rigió la enajenación mediante una subasta pública de quince fincas registrales del Estado. Entre ellas figuraba la sede sindical eldense, que ocupa una superficie de 243 metros cuadrados. La puja se celebró en Madrid en mayo de 2007 y el edificio lo adquirió una constructora que, sin embargo, quebró antes de proceder a su derribo. Este contratiempo hizo que en 2009 el bien volviera a ser subastado y de este modo la CNT pudo adquirirlo en su totalidad por 300.000 euros.

Pues bien, quince años después el derribo sigue sin efectuarse a pesar del peligro que supone mantener en pie un inmueble inestable de cuatro alturas en pleno centro de la ciudad. Las puertas permanecen cerradas y el interior apuntalado pero algunos vecinos de la plaza Sagasta, y también de Dahellos y calles adyacentes, advierten de que el tejado y la fachada comienzan a dar síntomas de debilidad.

En noviembre de 2012, tras producirse un accidente en el edificio al caer una persona por el hueco del ascensor, desde el equipo de gobierno del PP se aseguró que el Ayuntamiento no tenía ninguna responsabilidad ni competencia en el tema. El edificio es privado -de la CNT- y en la concejalía de Urbanismo no consta ningún expediente sobre el mismo. Así se indicó a este diario. Formulada esa misma pregunta al actual equipo de gobierno del PSOE, desde la concejalía de Urbanismo se ha señalado que los técnicos están recopilando toda la documentación para estudiar el caso y adoptar las medidas oportunas.

El inquilino del bar perdió 130.000€ por el desalojo urgente

El responsable del bar La Torre, Andrés García, llevaba 12 años regentando su negocio en régimen de alquiler en la planta baja. En la reforma del local invirtió 130.000 euros pero tras el desalojo nadie lo indemnizó, e incluso perdió muebles y equipamiento.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats